Hoy comemos en... Gobu Burger

Hoy comemos en... Gobu Burger

Una nueva entrega de nuestra heroína hamburguesil, que sigue buscando las mejores hamburguesas como si de las bolas de dragón se tratasen. Hoy le toca al Gobu Burger, ¿tendrá el cáliz de las mejores burgers?

En mi afán de convertirme en la primera mujer del mundo en probar todas las hamburgueserías de España, y salir en el libro Guiness de los récord sujetando una gran hamburguesa del estilo a un Goya, he visitado hace muy poquito, el local nuevo que han abierto en Las Tablas los de Gobu Burger. Es su segundo local de Madrid, y ha salido en numerosas listas de recomendaciones de hamburgueserías. Pero nosotros no nos conformamos con migajas, y sino que se lo digan al Alfredo´s Barbacoa. Ellos se definen como un restaurante que ofrece “la más exquisita variedad de cocina americana que puedes encontrar en Madrid”. ¿Pretencioso o real? Sea como fuere sólo hay una forma de averiguarlo, y es enviar a Burgerwoman al garito para completar la ficha del restaurante en Masterburger.

Lo primero que me sorprendió al entrar fue la falta de música, en un local pequeño, luminoso y de techos altos. Las paredes eran sencillas, en tonos grisáceos y con marcos vacíos en color blanco, muy barroco y muy tendencia. En la barra tenían toda una pared decorada con cajas de madera de vinos al igual que en el techo del local. Que cool, pensé, un restaurante experto en hamburguesas y en vinos, buena mezcla. El camarero, un chico amable, nos trajo un par de cartas y las bebidas, CocaCola de 350 en cristal (good) y cerveza Brabante para mí (el que no sepa que es, que pinche aquí).  Me sorprendió que no nos ofreciera ningún vino, la verdad, pero la cerveza estaba muy rica y se me olvidó pronto. Después comenzó una clase magistral, como si regresara a mis tiempos de universidad donde el profesor hablaba despacio y el tiempo se ralentizaba sólo dentro de la clase. Nos contó que le gusta explicarlo para que seamos conscientes de qué comemos, y hasta hizo un mini test cuando mi media langosta le dijo que yo le había explicado a grandes rasgos de qué iba el percal.

Wikipediaman miró a los ojos a nuestra heroína dispuesto a que olvidara su misión, y usó sus superpoderes de profesor Protón para que ella entrara en una duermevela que la alejara de su propósito hamburguesil

La carne de Waygu es una raza dentro de la denominación de origen Kobe. Realmente la carne de este restaurante no es de Kobe, ya que el toro (esa es la especie animal) no es criado allí sino en Chile, pero la raza sí es de origen japonés. Wikipediaman nos explicó que la carne de buey no existe y que ellos tenían dos variedades de carne, la de vaca vieja y la de Waygu. Realmente sí existe la carne de buey, es la de los machos bovinos castrados, pero entrar en debates terminológicos con un señor que tiene un archivo en su cerebro del tamaño de internet no me parecía una buena idea. Así que sonreí y asentí como en la universidad. Pedimos un entrante de media ración de aros de cebolla con salsa barbacoa casera. Llevaban un rebozado de Panko, más grueso y mucho más crujiente, pero con un fallo tal, que mi media langosta dejó de comer. Por dentro estaban durísimos, crudos y sosos. Un fail en toda regla. La salsa barbacoa estaba rica, pero era una salsa de tomate especiada, y no barbacoa como tal.

Aros de cebolla de Gobu Burger

Él pidió una hamburguesa de Wagyu, en pan de mollete con queso Philadelphia y cebolla a la parrilla, y salsa BBQ, y yo una hamburguesa de vaca vieja, pequeña en pan normal, con queso idiazábal, pimiento del piquillo y su salsa. Nos ofreciño compartirla desde cocina, y nos trajo dos platos cada uno con una mitad de las hamburguesas. Comenzaré por mi elección, con una carne al punto muy buena, con un potente sabor ahumado del idiazábal, pero sin que los pimientos de piquillo aparecieran por ningún sitio. WTF? El ÚNICO pimiento y no le toca a la degustadora oficial. Puta mala suerte. El pan se deshacía un poco, pero la carne estaba muy buena. La segunda era de pan de mollete (sigue sin convencerme este tipo de pan, soy una purista) y la carne estaba sosa. Mucho. Y es una carne cara. Mucho. El queso estaba tan frío que la hamburguesa se quedó helada en el momento, y perdió parte de su gracia. La salsa era la suya, casera, y el conjunto estaba rico. Esta carne era más jugosa, estaba picada gruesa, y me faltó quizás ese punto de sal para deciros que estaba de sobresaliente. Las patatas eran caseras y eso siempre es un plus.

Hamburguesas de Gobu Burger

De postre apostamos por una tarta de queso casera y una galleta con perlas de chocolate, helado de vainilla y sirope de chocolate. La primera tenía una textura cremosa, pero en mitad del bocado se notaba algo raro. Era como si crees que es Hugh Jackman aquel que camina hacia ti, pero al acercarse descubres que en realidad es el pequeño Nicolás con una camisa de cuadros. La galleta estaba crujiente, que en una plancha de hierro en miniatura no es una buena idea. Ese postre tiene que ser fácil de comer, y no una lucha en mitad de un volcán de lava de chocolate, con miedo a partirlo por temor a que te deje la cara como si tu esteticista se hubiera pasado con la cera caliente. Demasiado chocolate y una galleta demasiado hecha y crujiente. Al final la gracia es que la masa esté a medio cocer y se asemeje más a un bizcocho fino que a una galleta María.

Tarta de queso y Cookie con helado de vainilla de Gobu Burger

 

VEREDICTO

 

Decoración: Sobresaliente. Un estilo limpio y cuidado. Los techos altos le otorgan personalidad al local.

Servicio: Sobresaliente. Wikipediaman fue muy amable y estuvo muy pendiente de nosotros. Un servicio de diez.

La mesa: Notable. Moderna y limpia. Sin platos de pizarra ni grandes intentos de ser Top Chef. Sencilla pero agradable

Gordon Ramsay opina que la comida era: Aprobada. La carne de las hamburguesas estaban muy bien, y a pesar de la falta de piquillos, los ingredientes eran de buena calidad. La media baja mucho por el entrante y los postres, que no estaban a la altura.

Guita: Entre 20 y 25 euros por barba, con postre. Relación calidad-precio buena.

 

Creo que debería ir una vez más y darle una oportunidad más, porque tanta gente no puede estar equivocada. Tal vez el chef principal libraba, o no fue un buen día. El caso es que la carne sí merece la pena, porque está realmente buena, así que volveré para pedir otras cosas a ver si mejoran. Y ahora nuestra competición y el resultado de mi hamburguesa. Hoy se somete a votación la HAMBURGUESA DE PIQUILLOS Y QUESO IDIAZÁBAL del restaurante Gobu Burger:

 

Presentación : ★★★

Aspecto: ★★★

Olor: ★★★★

Tamaño: ★★★★

Jugosidad: ★★★★

Sabor de la carne: ★★★★★

Ingredientes: ★★

Originalidad: ★★★

Pan: ★★

Sabor en conjunto: ★★★★

 

Puntuación total: 6.8

 

 

GOBU BURGER
C/ San Juan de Ortega 74
Madrid
gobuburger.es
Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Anabel Palomares

Ana Belén Palomares (Madrid, 1986). Diplomada en fisioterapia, pero dedicada al mundo de la moda en una de la mayores cadenas de España, esta chica madrileña vive entre libros de cocina y discos... Saber más...