El fenómeno Valeria

Viernes, 29 de Noviembre del 2013     |    Por Anabel Palomares

El fenómeno Valeria

En los zapatos de Valeria es el primer libro de Elisabeth Benavent. Hoy os lo enseñamos, y os invitamos a pasar un buen rato con la autora

Hace cinco años descubrí un género literario gracias a Sabrina 1- El mundo 0, el primer libro de Rebeca Rus, el chick lit. Es "un género dentro de la novela romántica, que actualmente está en auge, escrito y dirigido para mujeres jóvenes, especialmente solteras, que trabajan y están entre los veinte y los treinta años", según la Wikipedia, que todos sabemos que es el enciclopedia de los pobres y los frikis, es decir, mi libro de cabecera.

Valeria, ese fenómeno viral que ha recorrido redes sociales hasta convertir el sueño de Elisabeth Benavent en una realidad

Valeria llegó a mis manos por casualidad, como todas las cosas buenas de la vida. Un día me dejaron el primero de sus libros, En los zapatos de Valeria, y esa misma noche conocí a los personajes que formarían parte de mi vida durante la siguiente semana. Y es que sólo tardé una semana en leerme los cuatro libros de la saga. El primero lo devoré, el segundo me dejó con ganas de más, el tercero me lo bebí, y el cuarto... El cuarto por fin me dejó descansar, como quien se despide de un amor de verano que recordará de por vida pero que, mientras duró, siempre supo que acabaría. Suena a empalagosa mi historia de amor con la saga, pero en el fondo todos sabemos que somos unos ñoños cuando nos enamoramos. No neguéis que llamásteis cari a vuestras parejas durante los primeros meses. O peor aún, pichoncito. Volviendo al tema, os cuento un poco de que va el primero de los libros.

Valeria es una escritora novel casada con Adrián, que ha decidido dar un giro a su vida y dejar su trabajo para dedicarse sólo a escribir. Suena bien, ¿verdad? Si no fuera porque está seca de ideas, y su marido está cada vez más raro y alejado de ella. Carmen, Nerea y Lola, son sus mejores amigas y confidentes. Son jóvenes, atractivas, están a la moda, y tienen la vida que quieren. Hasta que descubran que lo que quieren, no es la vida que desean. Una noche el cuento cambia. Aparece el príncipe que todos desearíamos bajo nuestras sábanas. Víctor. Y la excusa para que yo ponga fotos de tíos buenorros otra vez. Y es que Víctor es tan deseable, que el modelo de abajo parece Mister Bean a su lado. Y hasta aquí puedo leer, como diría la querida Mayra Gómez Kemp.

               

Una prosa divertida, sensual, juvenil, dinámica, atrayente y muy bien elaborada, son algunas de sus cualidades. Esta saga es todo lo que su editorial dice que es, y mucho más. Llena de moda, sin tapujos, y ambientada en un Madrid cosmopolita que nos encanta, En los zapatos de Valeria es una novela con el aprobado de Glup Glup

 

ENTREVISTAMOS A ELISABET BENAVENT

POR REBECA RUS

 

REBECA RUS: Los escritores ¿nacen o se hacen? En mi caso, escribir surgió como el fruto de una situación laboral bastante caótica. Y ¿en el tuyo? ¿Por qué un buen día, Elisabet Benavent se puso a escribir? ¿Querías desahogarte, tenías una gran historia en tu interior o llevabas soñando con ser escritora toda tu vida?

ELISABETH BENAVENT: Lo mío ha sido más bien una necesidad que he tenido dentro desde siempre. Desde bien pequeña ya le decía a mi madre que quería ser escritora. Aunque también dije una vez que quería ser médico… y de médico me veo poco, la verdad (me desmayo con tanta facilidad que no sé ni cómo puedo tener una vida normal) pero nunca he dejado de escribir. A los quince ya estaba enfrascada en una novela (tostón, tostón, tostón) en la que las protagonistas éramos mis tres mejores amigas y yo. De la trama… ¡mejor ni hablo! Era infumable.

REBECA RUS:Yo llegué a este mundillo por pura casualidad. Sin embargo, hay escritores que llevan años, casi desde la adolescencia, presentándose a concursos. ¿Y tú? ¿Habías tenido experiencias previas en el mundo de la escritura?

ELISABETH BENAVENT: La única experiencia previa que había tenido había sido un concurso de la universidad en el que ni siquiera fui seleccionada y al que me presenté porque una amiga insistió un montón. Escribí un cuento sobre la muerte. Estaba en esa etapa… ¿qué le vamos a hacer? Pero la verdad es que me daba un miedo tremendo que la gente me leyera. Era algo que hacía para mí, porque tenía la necesidad de escribir.

REBECA RUS: ¿Cuál es el origen de En los zapatos de Valeria? ¿Qué te inspiró para lanzarte a escribir las aventuras de Valeria y sus amigas? ¿Cuánto de autobiográfica tiene?

ELISABETH BENAVENT: Casi ni me acuerdo del origen. Hace cuatro años que empecé con esta historia y la he revisado tantísimas veces que prácticamente no se parece en nada a la idea inicial. En un principio Víctor era algo así como esa tentación que toda chica tiene alguna vez en la vida pero que es mejor dejar pasar. Y al final le cogí apego y… ¡la que me lió Víctor! Cuatro libros. Me inspiré mucho en mis amigas: en sus historias personales, en cómo gestionaban la relación con los hombres, con sus familias, o esa presión social que toda chica lleva a la espalda. También en el propio vínculo entre nosotras. Me gusta pensar que cuando me leen saben cuánto las echo de menos. Con esto de que casi todas vivan en Valencia y yo en Madrid, no tenemos muchas ocasiones para estar juntas. Y en cuanto al grado de autobiografismo (madre, cómo me gusta inventarme palabros) aunque hay situaciones e incluso diálogos muy inspirados en cosas que he vivido, la trama principal no tiene nada que ver conmigo. Sí los personajes, porque siempre he creído que todas somos Valeria, de la misma manera que todas tenemos una Carmen, una Nerea y una Lola dentro.

REBECA RUS: A diario miles de personas suben sus trabajos a Amazon y a otras plataformas editoriales con la esperanza de convertirse en escritores de éxito. Sin embargo, la gran mayoría no llega a conseguir sus objetivos. Para ti ¿cómo fue la experiencia de auto-editarte en Amazon? ¿Cómo valoras los resultados?

ELISABETH BENAVENT: Pues el primer día que vi la novela colgada sentí un vértigo horrible y me sentí… un poco desnuda. Era como si estuviera dejando leer a todo el mundo mi diario o algo así, aunque en ese libro no cuente nada concreto sobre mi vida. Pero después todo fue genial. Me habitué a la idea de que gente que no me conociera de nada pudiera leerme y… me enganché a esa sensación. Fue muy emocionante, pero nunca me planteé mucho más. En realidad fue un pulso con un amigo mío. Lo hice para que nunca me pudiera decir que no lo había intentado.

REBECA RUS: Hoy en día, el papel del escritor implica mucho más que escribir sus novelas. También hay que atender al público en Facebook y Twitter, hacerse con una legión de fans, etc. ¿Crees que las redes sociales han tenido un papel fundamental en el éxito de tus ventas? ¿O en el hecho de que Suma de Letras se interesara por ti?

ELISABETH BENAVENT: Para mí, en mi caso, las redes sociales han sido fundamentales. Si la gente no se hubiera hecho eco en las redes sociales de sus impresiones sobre En los zapatos de Valeria, no creo que hubiera tenido la oportunidad de publicar en papel. Además, a través de estos canales he podido interactuar con las lectoras del libro y de sus opiniones se aprende muchísimo. No es un decir. Tú sabes qué esperas tú como lectora y luego te ves en la piel de la persona que construye el personaje, y te dejas llevar, quizá demasiado, por esa propia visión. Es bueno tener el feedback de otras personas y saber qué esperan ellas de un libro.

REBECA RUS: Y un buen día, Suma de Letras te llama y te comunica que va a editar tus cuatro novelas. Me puedo imaginar esa llamada. ¿Cómo fue todo? Y lo que más me interesa ¿cuál es la diferencia fundamental entre auto-editarse y trabajar con una gran editorial?

ELISABETH BENAVENT: Mira si fueron fundamentales las redes sociales en toda esta historia que incluso mi editora me contactó a través de Twitter. Cuando recibí el mail con la propuesta en firme para la publicación por poco no me desmayé. Me puse a dar grititos en la oficina y… supongo que hice bastante el ridículo. Y sobre trabajar con una gran editorial… estoy encantada. Todo el equipo que ha trabajado en este proyecto ha sido genial. He podido participar y opinar en cada paso y me siento realmente cómoda con ellos. Creo que han hecho un gran trabajo.

REBECA RUS: Al igual que en mi caso, tus novelas han sido clasificadas como novelas chick-lit, un género que se inauguró con Manual de caza y pesca para chicas y El diario de Bridget Jones y de gran éxito en los países anglosajones. ¿Qué es para ti el chick-lit? Y, sobre todo, ¿crees que tu novela se adapta perfectamente al género? En caso afirmativo ¿por qué este género y no otro?

ELISABETH BENAVENT: Para mí el chick-lit es literatura que tiene a la mujer actual y a sus problemas como tema principal. Con ello viene el trabajo, la familia, las amigas, la vida social, el amor, el sexo… tantas cosas… El año pasado leí un artículo que hablaba de la muerte del género chick lit y centraba la causa en que tanto las escritoras como las lectoras, habían evolucionado hacia géneros más maduros. Siendo sincera, no creo que el género muera; quizá es el momento para que aparezcan subgéneros dentro de esta categoría que pueden hacer muy interesante el panorama. Yo creo que mi novela sí es Chick-lit, pero es un Chick-lit picante

REBECA RUS: ¿Crees que la etiqueta de chick lit te perjudica o te favorece? ¿Qué piensas de que los lectores masculinos tengan reticencias para acercarse a este género?

ELISABETH BENAVENT: No pienso que el término me perjudique o me favorezca. Al final, es sólo una etiqueta. Sí que es verdad que todos los géneros de novela que tienen de público principal a mujeres han sido siempre considerados algo así como… géneros chicos. Y los hombres se enfrentan a ellos con bastantes prejuicios. Sin embargo, tengo amigos que se han leído la saga Valeria y el único comentario que han hecho al respecto ha sido: “cuando te ponías a hablar de ropa era como si estuviera leyendo esperanto”. Bueno, casi que me lo imaginaba, pero al menos he conseguido que mi marido sepa lo que es un peep-toe.

REBECA RUS: El sexo tiene un papel protagonista en tus novelas, mucho más que en otras novelas del género. ¿Crees que era necesario ir un paso más allá? ¿O es parte de una moda?

ELISABETH BENAVENT: Siendo completamente sincera te diré que no me lo planteé demasiado cuando las escribí. Para mí, esto era lo natural. Siempre me ha gustado que, por muy surrealista o muy poco probable que sea la situación que estoy describiendo, parezca verosímil y la gente, al leerme, me crea. Y si hablo de la vida de cuatro chicas de veintimuchos y hablo de relaciones, el sexo viene a colación. Para mí el sexo no es el centro de la historia pero como para la vida de una chica de esa edad, es parte fundamental. Por eso lo integré en la historia. Porque me pareció lo más natural.

REBECA RUS: En mi opinión, un escritor es también lo que lee, sus fuentes de inspiración y sus ganas de superación. ¿Qué lee Elisabeth Benavent? ¿A quién aspira a parecerse o emular?

ELISABETH BENAVENT: Leo muchísimas cosas muy diferentes entre sí. Por supuesto, leo muchísimo del género, tanto Chick-lit como Erótico. La novela romántica histórica me llama menos, pero también he leído a Diana Gabaldón (que me mantuvo enganchada, no sé, como en un millón y medio de libros) Leo también novela negra y me encanta la literatura zombie. He hecho incursiones a la novela gráfica (con la que soy aún una novata pardilla) y he leído casi todo lo que me ha recomendado mi hermana, que es una lectora empedernida. Mi libro preferido, por ejemplo, es Lolita, de Nabokov, que no sabría clasificar en ningún género en concreto, porque es muchos a la vez. Sin embargo, me veo incapaz de escribir algo que esté fuera de los límites del chick-lit o la novela romántica contemporánea. Me encantaría, pero creo que eso implica un talento que no tengo. ¿A quién me gustaría parecerme? Me encantaría ser una Candace Bushnell, por esa parte articulista y siempre al día; una Marian Keyes, prolífica y que no abandona jamás su estilo o como Rebeca Rus, mire usted, divertida, ocurrente y muy rápida. Me encantaría dedicarme a esto a jornada completa, pero es sumamente complicado.

REBECA RUS: Glup, glup. Gracias.Y ahora que En los zapatos de Valeria se ha publicado con gran éxito... ¿Qué hay esperando a la vuelta de la esquina? ¿Nuevos proyectos?

ELISABETH BENAVENT: Tengo un proyecto nuevo para 2014; aún no sé a qué altura del año saldrá. Estoy muy ilusionada y también algo asustada, porque aunque creo que se trata del mismo género que la saga Valeria, no se parece en nada. Es un único libro, no es una novela coral… Espero que las lectoras se enganchen también a las peripecias de la nueva protagonista. Supongo que nos pasa a todas: vivo una mezcla de ilusión y miedo. De todas maneras, tengo cosas esperando y sigo escribiendo otras nuevas. Algunas valdrán y otras las olvidaré en el más oscuro rincón de la carpeta “Proyectos” de mi ordenador.

REBECA RUS: Muchísimas gracias, Elizabeth. Ya sabes que desde Glup Glup, te deseamos muchísima suerte.

ELISABETH BENAVENT: Muchísimas gracias por darme este espacio en vuestra revista porque me declaro súperfans. (Sí, soy súperfans, con “s”, como dice mi madre) Enhorabuena por vuestro trabajo.

 

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Anabel Palomares

Ana Belén Palomares (Madrid, 1986). Diplomada en fisioterapia, pero dedicada al mundo de la moda en una de la mayores cadenas de España, esta chica madrileña vive entre libros de cocina y discos... Saber más...