Las Bandas Sonoras de los 80's las hizo Dios

Viernes, 28 de Noviembre del 2014     |    Por Javier Picado

Las Bandas Sonoras de los 80's las hizo Dios

Los 80´s siempre inspiran nostalgia y recuerdos a que "cualquier tiempo pasado fue mejor". Pero en lo que a Bandas Sonoras de películas se refiere, los 80´s fueron únicos en su especie. Recordad con nosotros todas esas canciones que con sólo oirlas y cerrar los ojos te teletransportan de un plumazo a una película. Sublimes.

Esta mañana iba de camino al trabajo en el coche cuando de repente ha entrado un temazo ochentero en la radio. Cabe destacar que, a pesar de haber nacido en el 82, tal y como me dijo un compañero de trabajo una vez, yo envejecí prematuramente y siempre he tenido predilección por la década en la que nací. Tanto que me gustaría haberla vivido más como adolescente que como infante.

En cualquier caso, el tema en cuestión era el What a Feeling de Irene Cara, que forma parte de la banda sonora de una "peliculaza" ochentera, Flashdance, y os juro por Dios que si llego a tener a mano unos calentadores, unas mallas y una cinta para el pelo, me los hubiese enfundado sin pensar, hubiese aparcado el coche en el arcén de la M-30 (importante vía de circunvalación de Madrid) e independientemente del caos de tráfico que hubiese armado me hubiese puesto a bailar como la protagonista en la última escena de la película, provocando el asombro (y probablemente la excitación) de los cientos de conductores que se dirigían a sus destinos a tan tempranas horas de la mañana.

Seamos sinceros: yo, en calentadores, temprano por la mañana y en esta pose, podría calentar a Walt Disney.

El caso es que, desde que el cine es cine, la música ha formado parte inseparable de su vida y esta convivencia llegó a su cenit durante los 80´s y los primeros años de los 90´s. A partir de ahí su relación se ha ido enfriando y, a pesar de que siempre hay excepciones y de que en películas actuales hay grandes bandas sonoras, me juego el cuello y no lo pierdo a que no podéis recordar películas de los últimos ¿10 ó 15 años? escuchando un tema en la radio y recordar la escena de la película como si la estuvieses viendo en ese mismo momento en tu cerebro en Dolby Sorround y en 5D, por lo menos.

Pienso en películas importantes del periodo reciente, de temática diversa y prácticamente ninguna viene a mi mente con una pegadiza canción que intensifique mi recuerdo. No hay un temazo en Los Vengadores, ni en la trilogía de Batman de Nolan, tampoco recuerdo ninguna canción de Infiltrados, ni de algo tan taquillero como Harry Potter o Crepúsculo. Y si me viene a la mente alguna la canción utilizada no es un éxito reciente de Katie Perry o David Bustamante, por ejemplo:

Dos minutos de un éxito ochentero y recordarás la escena para siempre (y además te ayudará a a meterte dentro de la película de un golpazo).

Pero no es el ejemplo ideal sino que esos ejemplos surgen de la sinergia (que ganas tenía de usar esta palabra, ¡por Dios!) de los dos frentes: el cine de los 80´s y la música de los 80´s. Y he aquí varios ejemplos:

Cyndi Lauper - The Goonies 'R' Good Enough

¿Eres capaz de escuchar a Cindy Lauper, me da igual cuál el tema, y que no te venga a la mente Los Goonies bajando en sus bicis por su pueblo en busca del tesoro de Willy El Tuerto? ¿Podrías recordar a Gordi o Slot y no venirte a la mente el ritmo de la cancioncilla? Seguro que incluso en este momento estas escuchándola, al menos si estas leyendo esto y tienes cierta edad, claro (vejestorio). En este caso una de las mejores películas de aventuras infantil de todos los tiempos quedará para siempre asociada a una cantante, más incluso que a una canción en particular.

El supermeneo.

Ray Parker, Jr. - Ghostbusters

En este caso no sé si es por la gran película, la gran canción o el arrebatador atractivo de Sigourney Weaver lo que nubla mi juicio y mi objetividad (ójala se la hubiese comido el alien). Si de repente estás en el trabajo o en el coche y escuchas en la radio la canción pensarás en el fantasma verde (Moquete), en el Ecto1 (el coche) y, aunque no debas, también pensarás en el muñequito de los Marshmallows, pensarás en las escaleras que van hacia arriba y en que no debes cruzar los rayos. ¿A quién vas a llamar?

Si subes unas escaleras más prolongadas de lo normal y no oyes dentro de tu cabeza la canción de Rocky, lo mejor que puedes hacer es beberte un litro de lava a mi salud.

Berlin – Take my breath away

Siempre que escucho esta canción imagino que en el momento del estribillo Tom Cruise me va a coger de la cara y a besarme y a veces, en momentos de debilidad, hasta me tiemblan las nalgas. Impensable escuchar la canción y no visualizar la tierna escena entre Maverick, su profesora, dándole unas clases extra y mandanga de la buena después. Gracias a Dios que no oigo esta canción muy a menudo, porque entre los torsos desnudos jugando al voleybol y las escenitas en los vestuarios, a veces tengo pensamientos locos.

Si quieres una escuela de pilotos varoniles y sudorosos has venido al sitio correcto, loca.

Joe Esposito  - You're The Best Around

De toda la lista probablemente este sea mi caso favorito, en parte por lo que me gustó la película, en parte porque creo que los últimos 10 minutos de la cinta sentaron un precedente en decenas de películas que tienen un enfrentamiento final entre bueno y malo decidido en un último movimiento épico del bueno (lo siento por ti, Barney Stilson, yo soy de Larusso). ¿Y es que quién puede escuchar esta canción y no sentirse un experto en cualquier arte marcial e incluso rematar la faena intentando una patada de la grulla, para terminar en urgencias con un esguince por cantamañanas?

Lágrimas en los ojos forever

Podría estar citando ejemplos durante siete mil doscientas palabras, pero mi editor me censura y coarta mi creatividad, aquí podría estar Survivor con Eye Of The Tiger y pensarías en derrotar a tus rivales a puñetazo limpio, también podría estar Harold Faltermeyer con Axel F y te vendría seguramente a la mente Eddie Murphy llevando a Taggart y a Rosewood a un club de Striptease o los Simple Minds con Don't you (forget about me) e inmediatamente pensarías en Emilio Estevez (sí, hombre, el hermano de Carlos Estevez) y sus camaradas de castigo.

Quizá no sean grandes películas, quizá su recuerdo y nuestra nostalgia las agrandan en nuestra mente, pero lo que está claro es que si no hubiese sido por los temas principales de los 80´s que las acompañaron no las recordaríamos con la claridad que lo hacemos ni nos vendrían a la memoria esos recuerdos de juventud. Esperemos que la situación se invierta y pronto vuelvan una segunda época dorada a la música y el cine... o no me imagino dentro de veinte años escribiendo sobre la banda sonora de películas de hoy en día con el actual panorama musical, a saber: La isla mínima con banda sonora de David Bisbal, Interestellar con los éxitos principales de Miley Cyrus o Batman Vs. Superman amenizado con los clásicos de Justin Bieber.

 

NOTA FINAL

Tanto mi compañero Javi Dc como yo, estamos de acuerdo en que esta escena de 3:12 minutos de la película Cortocircuito puede que sea el mayor exponente de lo bien que se compenetraban cine y música en los 80's. Y que seguramente esta única escena sea mejor que la próxima película de Jurassic Park. #gallinadepiel

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Javier Picado

Javier Picado (1982, Madrid). Desde bien pequeño fue entrenado en la doctrina Jedi. Sus padres cometieron el error de regalarle por su comunión un PC 286 y una GameBoy, siendo esto el principio... Saber más...