All I want for christmas is a lumbersexual

All I want for christmas is a lumbersexual

En España nos encantan los nuevos palabros y más si se emplean para denominar a tíos buenorros. Una nueva tendencia que es trending topic en EEUU y que llega con fuerza a España, llenando las tiendas de botas y camisas de cuadros. Que se preparen los metrosexuales y los hipsters, porque los lumbersexual han llegado para quedarse y conquistar nuestros corazones

Todas las Navidades preparo una lista de deseos para facilitarle las cosas a SSMM los Reyes Magos, pero este año escribiré con letras gigantescas y doradas que mi único deseo es uno de ellos.

Queridos Reyes Magos,

Este año me he portado muy bien, y apenas he criticado los zapatos de la gente. Me he esforzado mucho en sonreír a todas las personas con las que me cruzaba, sobre todo a esa puta del quinto que lleva la 36 y le hace ojitos a mi churri, para hacer de este mundo uno mejor. Por eso, y porque es un regalo muy grande, sólo os pediré un

                                                                             LUMBERSEXUAL                 

Un abrazo y nos vemos el año que viene.

P.D. A la que venís al portal, dejadle a esa guarra una cabeza de caballo entre las sábanas. Lleva todo el año demostrándome que es su deseo más ferviente. Gracias.

Para los que aún no sepan de que estoy hablando les diré algo: estáis out en moda. Los lumbersexual son una nueva tendencia que POR FIN viene para desbancar de una vez por todas a todos los Dorian Grey del mundo, a las mujeres, hombres, bíceps y berzas, y a todos los que viven con nosotras y tardan veinte minutos más que una servidora en arreglarse, que ya es tiempo. Ellos son la antítesis de todas las cremas, los espejos, los trajes y las corbatas. El alter ego de todos los que van al gimnasio a machacarse y se toman cien batidos de proteínas diarios. Son la voz de la conciencia de los que sólo han estado preocupándose durante años de sus cuerpazos y han dejado olvidado todo lo demás. Son mi nueva tendencia favorita y seguro que la vuestra.

¿Quién no imagina que un hombre rudo, con barba y bronceado por el sol, llama a su puerta? Abres y ahí está él, con enormes brazos bajo esa camisa de cuadros, mírandote con una sonrisa sincera y ganas de darte un abrazo. La que no sienta un cosquilleo, está muerta por dentro

El término lumbersexual proviene del inglés “lumberjack” que quiere decir leñador y representa de forma muy gráfica los cánones de masculinidad tradicionales: hombres con barba de aspecto desaliñado y camisas de franela, grandes bíceps y sonrisa bonachona. Sé que ahora estáis pensando en un aizkolari con camiseta de tirantes y hacha en mano. Nada más lejos de la realidad, señoras. Parecen recién salidos de un bosque, con su mochila al hombro y les encanta la naturaleza y los deportes al aire libre. Les gustan los chuletones y un buen libro, nada de ser vegano ni derivados. Ellos son pura sensualidad y sexualidad y en Glupglup vamos a daros las pautas para reconocerlos y las claves para conquistarlos.

Completamente imprescindible la barba, mejor cuanto más poblada y más aspecto despeinado tenga. Pensad que en los bosques no hay espejos, y ellos parecen recién salidos de Lórien. Uno de ellos jamás llevará la cara rasurada y más suave que el culito de un bebé. Este es el principal motivo de que nos encanten, la barba siembre queda bien. Si no tiene barba, no es lumbersexual.

Puede que este señor sea realmente leñador, pero mirad que ojitos, ¿no os encantaría encontrarle bajo el árbol en Navidad? 

Les privan las camisas de cuadros al más puro estilo leñador. Llevarán mochila en su mayoría de casos, y aunque parezca que llevan un hacha, lo más probable es que lleven un MacBook Air, y un Iphone en el bolsillo del vaquero desgastado.

Cuando te acerques en el supermercado a la zona de productos ecológicos, él te sonreirá con un manojo de ajoporros en la mano, y le preguntarás ¿estudias o trabajas? Un auténtico lumbersexual no es baquero, ni químico ni por supuesto leñador. Suelen tener trabajos creativos y modernos, como diseñador de páginas web, creativo publicitario o community manager.

Él preparará la cena, porque su abuela le enseñó a cocinar, y mientras hace chop chop el guiso leerá una novela histórica o mirará el twitter y tú podrás marcarte una siesta del carnero en el sofá sin preocuparte por nada. Y si hay una barbacoa en casa, prepárate porque es lo que más les gusta, así que ensaladita y costillazas para comer. Por otro lado, nunca te llevará a cenar a un McDonals porque les encanta la buena comida y no les importa pagar por ello.

No tiene nada que ver con la siguiente característica, pero este mazizo merecía un rincón en Glupglup. De nada, chicas

Disfruta del tiempo en su hogar, alejándose de las discotecas, del reggaeton y de todo aquello que pueda atrofiar su mente y su cuerpo. No le busques en la Fabrik ni en Pachá, sino más bien en una cervecería del centro de Madrid, riéndose con unos amigos. No es impresionable por una mujer con 12 centímetros de tacón y tanta laca que haya generado ella sola el agujero de la capa de ozono. Lleva un libro de Kafka en la mano, y ve con la cara lavada (todas sabemos que eso significa base, polvos, corrector, colorete ligero y rímel, pero nada más) y se fijará en ti seguro.

En Malasaña están dando másteres para que los lumbersexual se afeiten sin espejo ni cuchilla

Por último os diré que es un hombre sensible, preocupado por el mundo que dejará a sus hijos (quiere formar una familia, así que no te sorprendas si te dice que quiere tener a tres churumbeles corriendo por el jardín), y que deshecha todas esas cremas que el metrosexual compró en Sephora hace unos años. El lumbersexual es guapo por naturaleza. Todo lo bueno que hace por el planeta, el karma se lo devuelve convirtiéndole en un tío bueno. Hace deporte, pero no tendrás que preocuparte porque pase más tiempo con su entrenador personal que contigo, porque él siempre preferirá ver las estrellas a tu lado en pleno bosque.

OMG

Esta moda ya tiene bastantes adeptos en Hollywood, y no sólo en la forma de vestir, sino en el estilo de vida. Ryan Gosling, Hugh Jackman o Joe Manganiello son claros ejemplos de lumbersexual del mundo de las celebrities. Yo ya tengo pensado mi regalo este año, y tú ¿ya te has decidido?

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Anabel Palomares

Ana Belén Palomares (Madrid, 1986). Diplomada en fisioterapia, pero dedicada al mundo de la moda en una de la mayores cadenas de España, esta chica madrileña vive entre libros de cocina y discos... Saber más...