El amanecer de los excalvos

Viernes, 20 de Diciembre del 2013     |    Por Javi DC

El amanecer de los excalvos

Están entre nosotros y cada vez son más. Poco se habla de los famosos que están implantándose pelo a marchas forzadas con el fin de burlar su edad. Para alguno el resultado es positivo, pero otros estaban mejor de calvos. Te descubrimos el top de excalvos internacionales.

Siempre me llamó la atención el mundo calvo. Esas personas humanas que pierden su cabellera antes de tiempo e improvisan las más diversas estrategias para adaptarse a esta nueva situación. Cuando conozco a un calvo, siempre me interesa saber como era cuando tenía pelo, cuando su cabello era lustroso y se podía peinar. Algunos dicen que están mejor sin pelo, pero en el fondo todos sabemos que darían su iPhone a cambio de poder hacerse la raya como Gareth Bale.

Pero en el otro extremo están unos tipos que caminan entre las sobras de la alopecia. Personas que gracias a su dinero han pasado a ser alquimistas del cabello. Burlando a la evolución humana. Riéndose en la cara de Dios. Si amigos, son esos tipos que antes ocultaban su brillante calva y que ahora lucen un pelo frondoso a la par que extraño. Son los EXCALVOS. Gente que, o bien por estética, o bien por estar artos de escuchar el gran clásico del humor callejero: "Hace un frío CALVOrota", han decidido ponerse en manos de la más alta tecnología y brujería para poder apartarse el flequillo onemoretime.

Glup Glup (con la ayuda de unos cuantos gin tonics) ha realizado un reportaje de investigación para descubriros los excalvos más famosos del panorama internacional.

(Antes de nada, os pedimos perdón por la calidad de algunas fotos, pero el archivo de calvas no es muy extenso en internet).

 

JOSÉ BONO

Que gran tipo José Bono. Humilde, solidario, campechano… Pues todo eso ha quedado empañado por su espantada del club de los donantes de pelo. El ex ministro de defensa ha gastado lo poquito que le quede de paga en hacerse unos injertos de pelo que le han hecho abandonar ese peinado estilo "cortinilla" que iba de un lado a otro de su cabeza. Lo que más me indigna es que ese injerto lo hemos pagado todos los españoles. ¿A cuantos pelos tocamos cada español? Yo quiero arrancarle los que me correspondan.

 

 

SILVIO BERLUSCONI

Sin abandonar el mundo de la política, nos encontramos al jefe de Italia. Este tipo, del cual se podrían escribir odas e incluso guiones de cine (erótico), pasó de lucir un pelo semitransparente a tener una especie de moqueta negra en la cabeza que muchas veces aún sigo dudando si es el pelo injertado o se lo pinta por las mañanas con Canfor y por la noche se lo quita con discos desmaquillantes. ¿Y si llueve? Bueno da igual. Que como pobre no es, se ha permitido el lujo, por el bien de Italia, de salir del club de los que se les ve el cartón para poder lucir ese experimento capilar en las mejores cárceles, mientras ve a su amado Milán Club de Fútbol.

 

WAYNE ROONEY

Sin abandonar el mundo del fútbol, nos encontramos a esta estrella del Manchester United, la selección inglesa y los mejores prostíbulos de Inglaterra. Este joven delantero con pinta de personaje macarra de Harry Potter, vio que a pesar de sus millones, su fama y su talento, le faltaba algo: pelo en la cabeza. Con 27 años tenía con más entradas que su querido estadio Old Trafford y se metió en la primera clínica de implante de pelo que vio. Lo bueno es que no escondió su operación en ningún momento, publicando incluso en su Twitter fotos de su cabeza recién sembrada.

    

 

PACO GONZÁLEZ

Sin abandonar el mundo de los deportes, nos encontramos con uno de los personajes radiofónicos más queridos de todos los tiempos. El periodista, ahora en la cadena Cope, vio como según pasaban los carruseles deportivos su pelo iba disminuyendo de uno en uno, y cuantos más carruseles menos pelos. Me imagino que Manolo Lama, que tiene un pelazo de escándalo, se metería más de una vez con su carencia y decidió hacerse del club de los excalvos. Algo insólito profesionalmente trabajando en la radio, pero allá cada cual con su dinero. Yo me habría operado antes la voz para ponérmela como Bertín Osborne claramente. El caso es que el bueno de Paco González, pasó de tener un corte de pelo a lo grecorromano a calzar media melena. Algo pretencioso pero como el tío es buen profesional, pues se le perdona un poco.

 

HILARIO PINO

Sin abandonar el mundo del periodismo, llegamos a la Doctor Honoris Excalvo. El Presidente del club. El Master. Hilario Pino, presentador de los informativos de Cuatro, me despistó durante años en Canal Plus. Bueno el y su guiñol, que lucían la misma falta de pelo. Es más, un día me lo encontré en persona en una famosa tienda de muebles sueca que tiene un recorrido laberíntico y que hace albóndigas de caballo (no quiero dar nombres), y comprobé a escasos metros que, efectivamente y sin ninguna duda, era calvo. Pero un año después, Hilario hace un quiebro a la madre naturaleza y decide que ya es hora de volver a usar el peine. Al salir en la TV todos los días, hemos podido disfrutar de su evolución casi en directo, y ver como pasaba de ser un donante de pelo más, a un proyecto de quinto Beatle o Chewaka. ¿Dónde está el límite capilar de Hilario? ¿Cuándo parará de crecer su pelo? Son preguntas que solo Iker Jimenez (otro que está bajo sospecha) puede contestar.

 

Ya lo veis, con dinero todo es posible. Solo espero que esta práctica no se extienda, porque me robará ese entretenido juego de "¿Cómo era cuando tenía pelo?". Pero sobre todo: ¿Qué será de los fabricantes de peluquines? ¿Quebrarán? Tened compasión. Quedaos calvos.

Desde aquí queremos mandar un saludo a Jude Law, John Travolta, Nicholas Cage y al Cholo Simeone. Os estamos vigilando

                               

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Javi DC

Javi Del Campo (Madrid, 1983). Criado entre Steven Spielberg y Los Héroes del Silencio, de alguna manera estaba destinado a caminar sobre esa pequeña linea que separa al mitómano del friki. Amante... Saber más...