Birdman: El hueco que otros no llenan

Martes, 13 de Enero del 2015     |    Por Javi DC

Birdman: El hueco que otros no llenan

Mucho vais a oir hablar de Birdman en las próximas semanas. Si sois de los que no van al cine ni costando 3 euros, os contamos todo lo necesario para que cuando vuestros amigos hablen de esta peli, parezca que la hayáis visto. Y de paso nuestra crítica.

Cuando se acercan los Oscar, nos ponemos nerviosos porque sabemos que durante un par de meses los cines empezarán a tener películas algo más dignas que el resto del año. Birdman es una de las integrantes de esa carrera hacia los Oscar que seguramente copará las nominaciones en las categorías más importantes. Pero hay que tener cuidado, porque lo que muchas veces parece oro por estar en esta carrera, no siempre reluce como uno espera.

Birdman es una de esas películas que yo no recomiendo ver a mis amigos. Una película que seguro que después de verla dirán "vaya coñazo". Pero es necesaria. De vez en cuando el mundo del cine necesita mirar hacia si mismo y llenar ese hueco que dejan el resto de pelis de superhéroes, comedias chorras y animación, con algo que de verdad aporte sustancia. Y a la gente que le gustan esas pelis, si que se la recomiendo.

Michael Keaton intenta procesar el por qué de todo lo que le pasa en su carrera en su triste camerino

Birdman cuenta la historia de un actor venido a menos, que después de largos años interpretando a un superhéroe mitad hombre mitad pájaro, decide que tiene que aportar algo al mundo, tiene que dejar huella, no solo como hombre-pájaro, sino como actor. Para ello invierte todo lo que tiene en financiar su propia obra de teatro en el mítico barrio de Broadway de Nueva York, donde la cruda crítica espera su estreno. Pero todos estos años, hasta llegar a ese momento no ha estado solo. El exceso de soledad, su caída al olvido y sus problemas familiares, le llevaron a desarrollar una vocecilla en su cabeza en forma de Birdman, que le influenciará en la toma de decisiones durante toda esta experiencia.

Birdman es esa vocecilla que todos llevamos dentro que nos dice "no te comas el quinto donete, que engorda"

La peli está rodada en un falso plano secuencia que nos transporta casi en primera persona al teatro, viviendo cada segundo de película al límite entre personaje y espectador. En este aspecto, su director Alejandro González Iñárritu, cambia totalmente el registro tremendista y dramático al que nos tenía acostumbrados desde Babel, Biutiful o 21 gramos, por uno más de humor negro e irónico que acelera la película a marchas forzadas. Apoyado en el marco en el que se desarrolla la peli, podemos disfrutar de una banda sonora hecha íntegramente de solos de batería que en algunos momentos acompaña muy bien y en otros sobra completamente. Pero oigan, es cine de autor. ¡Todo es justificable!.

"No los aguanto"

En cuanto a las interpretaciones, seguro que oirán estos días en la TV (mientras escribo estas líneas oigo en la radio que le han dado el Globo de Oro) que Michael Keaton está sobresaliente en esta película, o que es el mejor papel de su carrera. Pues ni una cosa ni otra. No es una interpretación que de 10, ni siquiera de 9. No termina de transmitir lo que el personaje necesita salvo en un par de escenas. Pero si lo comparamos con el resto de interpretaciones de este año, está entre las mejores, desde luego. ¿Es el mejor papel de su carrera? Posiblemente, porque si miramos la lista de pelis que ha hecho el bueno de Keaton, está claro que es de las mejores.

Las canillas de Edward Norton son indescriptibles

Junto a Keaton, encontramos un reparto con cuatro nombres que te aseguran el papel. Edward Norton, que está colosal. Naomi Watts y Zach Galifianakis que están muy correctos. Y Emma Stone, que casi con total seguridad será una de las mejores actrices de los próximos diez años. 

heart

En cuanto al guión, dejando a un lado la mirada de ombligo al mundo de los actores, la industria del cine y los críticos que busca Iñárritu, está muy bien narrado. En algunos momentos la película parece lenta, pero solo lo parece. Y es que el ritmo visual de plano secuencia alterna con largas escenas de diálogo que pueden dar la sensación de exceso de duración, pero que son solo las pausas que la hacen desarrollarse más profundamente en la historia. 

En resumen, Birdman es una peli que busca mandar un mensaje a alguien. No sabemos bien si al espectador, a la crítica o al mundo del cine en general. Pero, lo manda. No es una peli fácil de ver, ni de digerir. No es cine convencional, ni mucho menos de taquillazo. Pero divierte, entretiene e hipnotiza por momentos. Tiene algo dentro que la hace ser especial. Eso que la hace llenar el hueco que otras no son capaces. Y solo por eso, no se la recomendaré a mis amigos.

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Javi DC

Javi Del Campo (Madrid, 1983). Criado entre Steven Spielberg y Los Héroes del Silencio, de alguna manera estaba destinado a caminar sobre esa pequeña linea que separa al mitómano del friki. Amante... Saber más...