Dermablend de Vichy: para lucir unas piernas perfectas

Lunes, 7 de Julio del 2014     |    Por Anita C.

Dermablend de Vichy: para lucir unas piernas perfectas

Apuesta este verano por el maquillaje corporal. Es la opción perfecta para cubrir estrías, varices o cicatrices de tu piel, sin necesidad de tostarte bajo el sol ni pelearte con los autobronceadores. Lo hemos probado y ¡nos encanta!

Con el paso del tiempo es normal que una mujer sufra problemas de circulación con la consecuente aparición de venas varicosas o esos dichosos moratones, que una no sabe muy bien cómo ni cuándo se los ha hecho. Si además te has pasado la infancia subiéndote a árboles y una vida adulta a base de hacer dietas, las cicatrices y estrías están aseguradas de por vida. No deberíamos avergonzarnos de ellas: al fin y al cabo, no son ni más ni menos que marcas de guerrera, el reflejo de una vida intensa. El cuerpo de la mujer sufre tantos cambios a lo largo de la etapa adulta, que es casi imposible que no dejen huella. Deberíamos tomarlas como el recuerdo de batallas ganadas y no de defectos ni imperfecciones cómo intentan hacernos creer.

De todos modos, hay que tener una autoestima de acero para poder lucir los signos de la edad con orgullo. La mía algunos días es de mantequilla y, como no voy a ir a un terapeuta para hablarle de mis estrías y mucho menos jugarme la vida en un quirófano, intento sacar el mayor partido a los avances en cosmética. Y así fue cómo descubrí Dermablend de laboratorios Vichy.

Si la mayoría de las mujeres utilizamos bases faciales para lucir un rostro espléndido ¿por qué no vamos a aplicarnos un maquillaje corporal para una piel perfecta?

Maquillaje corporal con SPF 15

Dermablend es un fondo de maquillaje corrector para el cuerpo con factor protección 15. Dura 16 horas y no mancha la ropa. Matifica y alisa la piel como si le hubieras pasado el photoshop. De verdad ¡es impresionante! Yo lo utilizo especialmente para maquillarme las piernas pero se puede aplicar para cualquier zona del cuerpo para borrar estrías, cicatrices incluso tatuajes (por cierto, estoy por regalarle toneladas de Dermablend a Melanie Griffith y a algún que otro futbolista hortera).

Por favor, qué alguien regale a Di Maria un rodillo y litro y litros de Dermablend para su exquisito tatuaje.

Mi primera reticencia hacia este producto era su posible falta de naturalidad y que mis piernas parecieran las de una muñeca. El secreto para que esto no suceda es aplicar sobre la zona en cuestión una pequeña cantidad y extenderla de una manera homogénea con movimientos descendentes, como si quisieras alisar la piel. Cinco minutos después de la aplicación, el efecto media que consigues es sorprendente. Si te pasas de cantidad (como me sucedió la primera vez que lo probé), retira el exceso con un pañuelo de papel. No intentes extender el exceso porque la piel lo reabsorbe tan rápido que una pierna de cada color.

Si Melanie Griffith conociera Dermablend se hubiera ahorrado una pasta en borrar a su Antonio del brazo

Trucos de maquillaje para el cuerpo

 

Aunque  el objetivo de este producto es alisar la piel y darle buen aspecto, he probado algunos trucos para sacar mayor partido al producto inspirándome en las técnicas de maquillaje corrector.

De la misma manera que utilizamos bases correctoras para el rostro que nos ayudan a resaltar nuestros pómulos o disimular una nariz de Pinocho, ¿por qué no aplicar el maquillaje corporal en esas zonas que queremos camuflar?

Así que, he descubierto que aplicándolo en la cintura o caderas, en el interior de los muslos o en la parte interna de los brazos (ya sabes, las famosas ‘alas de murciélago’) el efecto no es milagroso pero sí sobresaliente.  

Conclusión: que si te mueres por ponerte una mini pero no te atrevías porque “no tienes las piernas para mostrarla” ya no tienes excusa. 

 

Pvp: 18 € aprox.

De venta: en farmacias.

Más info: www.vichy.es

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Anita C.

Anita C. (Madrid, 1974). Redactora freelance de moda y belleza y madre de un niño y una niña. No le da vergüenza admitir, que no lleva nada bien lo de cumplir años, ni pasar todas sus tardes... Saber más...