Descubre la nueva especie fashionista: las 'it-girls'

Domingo, 9 de Febrero del 2014     |    Por Anita C.

Descubre la nueva especie fashionista: las 'it-girls'

Si has tenido la revelación de que deberías modernizar tu imagen o, por el contrario, huyes como la peste de las tendencias rarunas que muestran las revistas: aquí tienes todas las claves de estilo de las it-girls y celebrities del momento. Puedes copiarlas, reírte de ellas o preguntarte por qué los humanoides caemos en la trampa de copiar lo hortera. 

Desde hace años, un clásico en las portadas y titulares de las revistas femeninas es incluir el término it-girl para hacer referencia a mujeres que se han convertido en iconos de la moda.  Si lo intentas traducir al español (chica-ello) te darás cuenta que el concepto en sí tiene tan poco sentido como muchos de los looks por los que se han hecho famosas.

Sin embargo, el/la lumbrera que lo inventó se refería con dicha etiqueta a ese tipo de mujeres que sin ser especialmente guapas, ni tener una carrera profesional exitosa (en la mayoría de los casos), poseen ese “algo especial” que las han convertido en un ejemplo de estilo y glamour para sus congéneres. Por si no has caído todavía, ya te lo digo yo: ese “algo especial” es dinero, tiempo y en muchos casos, el duro trabajo de una estilista. De ahí que blogueras de padres millonarios o miembros de la socialité que ahora se hacen llamar modelos, como Olivia Palermo o Poppy Delevinge; presentadoras británicas que son famosas en nuestro país y ni siquiera hemos visto su programa (véase Alexa Chung), señoras-de (Victoria Beckham), hijas-de (Paris Hilton) o actrices de aprobado por los pelos (Jessica Alba) sigan en el candelero simple y únicamente, por pasear sus modelitos por las calles y la alfombra roja.

Adivina, adivinanza: ¿qué llevo puesto? ¿Un traje chaqueta o un pijama? ¿Unos zapatos o unas babuchas? Esta es la estrategia de las 'it girls' para jugar con nuestra mente y captar nuestra atención.

Tampoco debería sorprenderme por este movimiento it-girl. A lo largo de la historia han sido muchas las mujeres como Jackie Onassis o Lady Di, que han brillado más por su estilo vistiendo que por su desempeño profesional. De hecho, apuesto a que esta especie de féminas fashionistas existe desde que la mujer es mujer, pero ahora son más famosas que nunca porque son una especie evolucionada gracias a internet. Supongo que ya en la prehistoria, había una mujer cavernícola que no era la más rápida recolectando frutos; ni la que mejor cosía las pieles de mamuts; ni la que poseía unos grandes pechos y caderas y, por lo tanto, ningún hombre se fijaba en ella para perpetuar la especie. La chica, que de tonta no tenía un pelo, cogió un hueso y en lugar de darse con él en la cabeza, le ató un cordel para así sujetar y adornar el nido de hurracas que tenía por melena. Me imagino la reacción del resto de las mujeres de la tribu al contemplarla. Ellas, que llevaban ignorándola desde hacía seis lunas llenas, empezaron a burlarse de la it-troglodita y la tacharon de loca, pero cuando vieron que los cazadores volvían a la cueva y le hacían ojitos, ¿sabes qué creo que pasó? Que al día siguiente la mitad de las hembras se había puesto un hueso en la cabeza. ¡Qué lástima! Porque si hubieran dejado cazar a esta it-troglodita, probablemente la tribu no hubieran desperdiciado tantos huesos en tocados y tendrían lanzas de última generación diseñadas por ella. Pero esa es otra historia…

 

Una noche, tú bajas la basura a la calle en bata y eres la comidilla entre tus vecinos. Elisa Sednaoui va en pijama a una fiesta y aparece el mes siguiente en la portada del Vogue.

Las claves secretas de la nueva especie: las 'it-girls'

1. Cargar con un bolso tres veces superior a su índice de masa corporal. Eso sí, lleno de papeles de periódico para evitar una luxación de hombro.

Vicky con bolso Louis Vuitton. Y yo me pregunto... WHAT THE FOX SAY? 

 

The fox says: "I'm here... Ring-ding-ding-dingeringeding!".

2. Ir perfectamente depilada pero llevar dos ratas muertas por cejas.

Con cejas pobladas, Cara Delevingne consigue una mirada felina...

 

...y nosotras el premio al mejor disfraz de alienígena. 

3. Vestir ‘arreglá’ pero informal.  El objetivo de estas chicas es que parezca que se han puesto lo primero que encontraron en el armario y demostrar que no pierden un ápice de estilo.


Rihanna estupendísima de la muerte con look 'vendedora de mercadillo': mini, zapato de pulsera, sudadera, gorro de lana y garras Pantera Rosa. 

Nosotras salimos a la calle en chandal y tacones y nos apedrean. Kate Bosworth se pone deportivas de cuña con falda larga de gasa y se disparan las ventas de Isabel Marant.

4. Utilizar complementos absurdos: pañoletas en verano, una fiambrera, la bolsa de comprar el pan…

¿Llevará Alexa Chung en ese bolso un bocata de mortadela?

¿Sufrirá Jessica Alba un brote de chupetones? 

5. Convertirse en la reencarnación del 'jeti'. Cuanto más pelo tenga el abrigo ¡mucho mejor!


Las celebrities con pelo.ratilla tienden a utilizar más abrigos con pelo. ¿Por qué? Ni idea, pero a partir de ahora fíjate y verás como esta teoría se cumple al 100%.   

6. Dar la imagen de chicas muy ocupadas. De ahí que siempre vayan cargadas con bolsas de firmas de lujo y hablando por el móvil.


Blake Lively jugando al Apalabrados. 

Blake Lively súper contenta porque se tiró el farol de que se iba a dar de baja de su compañía telefónica y ahora le regalan un Iphone 5 si firma contrato de permanencia.

7. No conceder entrevistas con la excusa de preservar su intimidad y vida privada pero no cortarse un pelo a la hora de publicar en las redes sociales, las fotos de tus vacaciones, fiestas, borracheras, ligues y ¡cómo no!: sus prendas fetiche. 

Y ¿por qué no publican fotos en su Instagram cuando tienen la tripa hinchada por comer cocido, un grano en la barbilla o están de vacaciones en Albacete? ¡Ganarían popularidad!  

8. Hidratarse todo el rato. Aunque salgan a tirar la basura, una it-girl que se precie siempre lleva un vaso (de a saber qué) en la mano, no vaya a ser que sufra de repente un golpe de calor.


Las it-girls aman los cafés para llevar porque no conocen el carajillo español. 

La actriz de Gossip Girl 'mira mucho por su economía' y se espera a que sea hora feliz para comprar sus bebidas. 

9. Ir de moderna pero vestirse de antigua.

Alexa Chung o muñeca de porcelana terrorífica a la que le falta un par de cociditos madrileños. 

10. Convertir a tu hijo/a en tu mejor accesorio de moda. 

No había más complementos en H&M porque si no: Sara Jessica se los hubiera puesto también a sus niñas.

Bebé en percentil 90 en un brazo, bolso tamaño niño y tacones. Miranda Kerr es la hormiga atómica (¿o la nani le ha dado los bultos simplemente para la foto?).

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Anita C.

Anita C. (Madrid, 1974). Redactora freelance de moda y belleza y madre de un niño y una niña. No le da vergüenza admitir, que no lleva nada bien lo de cumplir años, ni pasar todas sus tardes... Saber más...