La magia de Harry Potter

La magia de Harry Potter
Lunes, 7 de Diciembre del 2015     |    Por Olga Salar

La magia de Harry Potter

Se dice que los libros encierran no solo historias y aventuras inolvidables sino también la magia capaz de transformar un momento malo en extraordinario. En esto de las transformaciones Harry Potter está más que enterado y, como ha hecho siempre, nos descubre que con el hechizo adecuado hasta lo imposible es posible.

Hay muy pocas personas en el mundo que no conocen, aunque sea de oídas, el nombre de Harry Potter. No solo es el personaje de una generación sino que lo es también de los padres y los hermanos de dicha generación. Porque seamos sinceros, ¿quién no esperaba con impaciencia que su hermano o hijo terminara de leer para hacerse con el libro y devorarlo?

Lo que la mayoría de los lectores, que pasaron de ver la adaptación cinematográfica desconocen, es que la magia de los libros y, sobre todo, de las películas, es completamente real. Aquellos niños feúchos se han transformado en apuestos jóvenes y los adultos con los que compartían escenas se mantienen como el primer día. ¡Qué alguien me explique cómo lo hacen!

Y para demostrarlo aquí os dejo estas imágenes que lo confirman. Porque si esto no es magia que venga Dumbledore y lo vea.

Alfie Enoch (Dean Thomas) 

Esta es una de las transformaciones que más me han llamado la atención porque si bien el personaje no tenía mucho peso, el efecto de la magia ha sido importante y remarcable.

Matthew Lewis (Neville Longbottom)

No hay duda de que este es el caso más conocido y que más ha llamado la atención durante años (prácticamente desde que a Matt le salieron los músculos). Seguramente porque la diferencia es realmente llamativa y sin embargo, no podemos olvidar que no es el único caso de magia potérica de este calibre.

 

Rupert Grint (Ron Weasley)

La transformación de Rupert es, quizás, la más discreta de todas. O quizás sea mi percepción porque reconozco que tengo debilidad por él. Sea como sea, este pelirrojo forma parte de aquellos que mejoran con los años y con el tiempo se unirá también a los adultos que se conservan en formol. No os olvidéis de aquello de que los pelirrojos nunca envejecen.

​Hemos dejado a parte a Hermion, para que no le entren sudores a más de un fan de Harry Potter

Tom Felton (Draco Malfoy)

El niño malo de la saga se ha transformado en un tipo malo por el que muchas suspiran y no porque tengan miedo a un movimiento de su varita.

 

Daniel Radcliffe (Harry Potter)

Este chico era mono de pequeño y con la edad decidió que lo mejor era ser atrevido. Se desnudó en el escenario y desde entonces la prensa ha dejado de verlo como al pequeño mago para convertirse en una de las grandes fortunas del cine. (Perdonad lo de grande y pequeño, pero es que era imposible dejarlo correr).

A lo largo de los años hemos visto la evolución de muchos actores que han pasado de niños a adultos. No obstante, jamás vimos cambios tan drásticos en una misma película o saga.

Mención aparte son los personajes femeninos o lo bien que se conservan los adultos que participaron en el film. Si no me creéis recordad a Maggie Smith (La señorita Mcgonagall) que parece que mantiene su papel y su aspecto en su siguiente trabajo: Downton Abbey. Cuando tiene escenas en solitario yo sigo sin saber si estoy viendo una o la otra.

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Olga Salar

Olga Salar (Valencia, 1978). Se licenció en filología hispánica porque era la manera más sencilla de engañar a su madre: su progenitora pensaba que se estaba sacando una carrera mientras ella... Saber más...