¿Por qué Facebook compra Whatsapp? Una historia de amor

Jueves, 20 de Febrero del 2014     |    Por Javi DC

¿Por qué Facebook compra Whatsapp? Una historia de amor

La empresa de nuestro íntimo amigo Mark Zuckerberg ha hecho pública la compra de la plataforma Whatsapp por la módica cantidad de 16.000 millones de dólares. Pero ¿qué se esconde detrás de esta compra? Te desvelamos todas las claves en este falso artículo de investigación.

¿Por qué Facebook compra Whatsapp? Pues sinceramente, ni idea. Así de claro. Y el que salga con teorías macroeconómicas y tal, se lo está inventando. La respuesta más fiable a este asunto es que Facebook compra Whatsapp PORQUE PUEDE. O, ¿acaso no lo compraríais vosotros si tuviérais dinero? Yo sí, desde luego. Whatsapp y el Betis, compraría.

Pero vamos a analizar un poco la situación de ambas empresas, y os prometo que no voy a hablar de economía chunga y aburrida. Por un lado tenemos a Facebook, que salió a bolsa hace unos meses destrozando todas las previsiones. La red social con más usuarios del mundo que fue creada por un notas con menos carisma que el rubio de Los Pecos. Lo que en un principio fuera una red universitaria de contacto, se convirtió poco a poco en la herramienta de trabajo para muchos que es ahora. A nuestros ojos, la mayor fuente de ingresos que tiene Facebook es la publicidad taladrante que aparece en el lateral derecho en nuestros ordenadores, y en el timeline en nuestros móviles. Me imagino que como hace Google, la publi va teledirigida según el perfil de cada uno, por eso me parece curioso que prácticamente el 100% de los anuncios que veo son de páginas de buscar pareja o de folleteo directamente. Pero su verdadero negocio se llama el BIG DATA. Venderle a Obama tus gustos y aficiones para que te coman el tarro es, por lo visto, el negocio del siglo.

Foto tomada durante el anuncio de la compra de Whatsapp por parte de Facebook

Y en el otro lado tenemos a Whatsapp, una empresa creada por un ucraniano, con 55 personas en plantilla que curran en un coworking. Una empresa que jamás ha dado beneficios y que ha necesitado hasta tres ampliaciones de capital a fondo perdido para mantenerla activa. ¿Qué os creéis? ¿Que con los 89 céntimos que pagáis algunos se mantiene una empresa con 600 millones de usuarios? Whatsapp no vende datos a terceros, no tiene publicidad, no vende caramelos. NO GENERA DINERO. Entonces, ¿qué sentido tiene que Facebook la compre?

La historia de amor empieza hace dos años cuando Mark Zuckerberg se entera que Google le está olfateando el culo a Whatsapp. No lo entiende. Pero por algo será. Inmediatamente se pone en contacto con su fundador Jan Koum y le invita a un cafelito en Los Altos (California). Dos horas después salen de allí siendo colegas pero sin ningún trato comercial. Durante estos dos años, la relación va cuajando, pero Marck nunca le hace una oferta en firme por su compañía. Hasta el pasado 2 de Febrero cuando el creador de la red social, le mandó la oferta por Whatsapp. Que humor, ¿eh? El ucraniano se lo pensó unos días, pero finalmente cogió su coche y fue a la mansión de Mark para decirle un rotundo: "Sí, quiero". Fue un momento un poco incómodo ya que Mark estaba cenando con su mujer fresas con chocolate, cosa que no impidió el cierre de la compra. El resto fue papeleo durante días. El ucraniano formará parte a partir de ahora de la junta directiva de Facebook, y Whatsapp seguirá trabajando como empresa independiente, tal y como pasó hace un año cuando Facebook compró Instagram por 765 millones de dólares. 

La misma chica que le rechazó en el instituto se casó con Zuckerberg cuando ya era rico. AMOR.

Una historia de amor sin sentido a ojos de todos pero que encierra una pregunta que sigue retumbando en nuestra cabeza, ¿qué gana Facebook con esta compra si Whatsapp no tiene ingresos? Pues para que os hagáis una idea, ahora Facebook tiene la mayor agenda de teléfonos del mundo. Toda la base datos de usuarios de Whatsapp pasará a manos de ellos, con la consiguiente cesión de privacidad. Obama os podrá leer los mensajes que mandáis a vuestro grupo de amigos del fútbol, de despedidas de soltero o de pádel, e intentar controlar vuestra mente. Bueno no es así exactamente, pero por ahí van los tiros. En su día, Instagram tampoco tenía ingresos, pero aun así se compró. Lo cual quiere decir que el objetivo de Zuckerberg y su junta de accionistas no es tener el control de empresas que generen millones, sino evitar que esas empresas caigan en manos de quien las sepa hacer rentables. Eliminar las armas del enemigo antes de que pueda usarlas.

"Al dar a las personas el poder de compartir, hemos hecho del mundo un lugar más transparente." dijo Mark Zuckerberg. La CIA le dio a 'me gusta'

¿Qué parasá con Whatsapp a partir de ahora? Todo seguirá igual de momento. El icono de la mierda y la flamenca seguirán funcionando. Tus colegas te podrán seguir dando la vara a las tres de la mañana en los grupos. Podrás seguir enviando fotos de platos de comida que no le importan a nadie. Pero no sabemos hasta cuando. Creo que los directivos de Facebook saben que cambiar algo en Whatsapp puede suponer una fuga de usuarios a cualquierda de las otras app que funcionan igual o mejor que esta. Line, Viber, Telegram... Son duras competidoras a nivel tecnológico, y aunque a día de hoy creamos que es casi imposible que Whatsapp pierda usuarios a cholón, podría pasar. ¿O es que ya no os acordáis del pobre Messenger y sus terroríficos zumbidos? Era líder en mensajería y en un año se desplomó. ¿Que hizo Microsoft entonces? Comprar Skype. Ya véis por donde van los tiros de todo esto.

Sin duda, Zuckenber está llamado a liderar una serie de personajes del mundo de los negocios del cual en días pasados, Steve Jobs y Bill Gates eran capitanes generales. Pero aún quedan muchas preguntas en el aire: ¿Hará algo parecido Google? ¿Quién usará Facebook dentro de cinco años? ¿Explotará la burbuja de internet de nuevo? ¿Es Jordi Hurtado un cyborg? Ahí lo dejo.

Jordi Hurtado, el Dorian Grey español. (Javier Picado ©)

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Javi DC

Javi Del Campo (Madrid, 1983). Criado entre Steven Spielberg y Los Héroes del Silencio, de alguna manera estaba destinado a caminar sobre esa pequeña linea que separa al mitómano del friki. Amante... Saber más...