José Luis Moreno hace televisión de autor

José Luis Moreno hace televisión de autor
Lunes, 23 de Marzo del 2015     |    Por Estíbaliz Burgaleta

José Luis Moreno hace televisión de autor

Todos le conocemos. Sabemos lo que ha hecho. Pero poca gente conoce su vida real. Y aunque en un primero momento pienses que no te interesa lo más mínimo, te aseguramos que vas a flipar con algunos datos del creador del ¿nuevo? programa de TVE para los sábados por la noche. 

Yo los sábados ya no salgo, ¿porque no tengo con quién ya que todas mis amigas son madres o van a serlo?, ¿porque llueve mucho y la lluvia en Sevilla será una maravilla, pero en Madrid es un horror? Pues no. Yo el sábado no salgo porque tengo una cita… con mi televisor. Y con la gala de José Luis Moreno.

Se llama Noche de fiesta  "Alfombra roja palace" y demuestra que José Luis Moreno es un autor personalísimo. Porque pasan los años, nadie sabe qué fue de Monchito y de Rockefeller, pero las galas de Moreno siguen imperturbables. Por ellas no pasa el tiempo. Son fieles a sí mismas o, mejor dicho, fieles a José Luis Moreno. Y como diría un invitado clásico de sus galas: José Luis Perales, ¿y cómo es él?, ¿a qué dedica el tiempo libre?

Moreno es un personaje que, como Carmina Ordóñez, de no existir, habría que inventarlo. Estudió piano y fue cantante de ópera en su juventud, hasta que un desengaño amoroso, cuando tenía sólo 20 años le llevó a dejarlo todo y centrarse en sus estudios. Y vaya que si se centró, como que se hizo neurocirujano. Y digo yo que, como Leonardo Da Vinci, no debe dormir más de cuatro horas al día, porque también le dio tiempo a casarse tres veces, a aprender 13 idiomas,  y a dejar la neurocirugía para dedicarse a lo que le hizo famoso: la ventriloquía. 

¿Quién no ha tenido pesadillas alguna vez con ese niño diabólico que era Monchito?

Como ventrílocuo, lo petó en los años 80. Tanto en España como en Italia. Aprovechó esa época dorada para hacer sus pinitos como presentador y hacer contactos con el mundo de la producción teatral y audiovisual. Cuando los ventrílocuos (como los mimos y los tunos) dejaron de estar de moda, se recicló en productor. Demostró ser más versátil que Ana Obregón, porque primero dirigió y presentó lo que bien conocía: programas de variedades, y después también produjo series de televisión (“Aquí no hay quien viva”, “La que se avecina”, “Escenas de matrimonio”) y obras de teatro y zarzuelas.

 José Luis Moreno no es un ventrílocuo. Ni un productor de teatro y televisión. Es un autor. Y lo mismo que David Lynch tiene fijación con los enanos y las escenas oníricas, a Moreno le gustan los desfiles en lencería y las actuaciones de Jaimito Borromeo.

El productor/ventrilocuo/cantante de ópera dice en sus entrevistas que es un enamorado de la música y de la ópera, pero en sus galas se ve que le tiran más Francisco, Marta Sánchez (siempre en riguroso play back) y los cuerpos de baile multitudinarios.

Porque Noche de fiesta "Alfombra roja palace" habrá recibido críticas funestas durante su emisión el sábado pasado, pero ha demostrado que el ex ventrílocuo y ex neurocirujano tiene un mundo propio. Como David Lynch o Álex de la Iglesia. ¿Y en qué consiste el estilo Moreno?:

- Humoristas viejunos, porque a Moreno el humor de los últimos diez años, el de los monologuistas o el de Joaquín Reyes no le interesa. Él prefiere los clásicos: Jaimito Borromeo, Arévalo…

- Juncal Rivero. Todo artista necesita una musa, y la de Moreno siempre fue la ex miss del moño prieto. En Noche Fiesta "Alfombra roja palace" le ha sustituido por Berta Collado y Nerea Garmendia que, en honor a Juncal, han llevado una coleta bien prieta y muchas transparencias. 

Berta Collado acabó con dolor de cabeza por culpa de lo estirada que llevaba la coleta.

- El cuerpo de baile, ellos con pantalón y camisa brillante, ellas con menos ropa que una patinadora artística. Y todos moviéndose como posesos, aunque el artista que actúe sea Laura Pausini cantando al chico aquel que se fue hace ya como 20 años.

- La voz en off de Moreno, salida de no se sabe dónde, aparece en los momentos álgidos de cualquiera de sus galas, especialmente si se trata de regalar una Play Station o un curso CEAC a la audiencia que ha llamado (o enviado un sms de pago) para concursar.

- Matrimoniadas. Como todo autor, Moreno también tiene sus obsesiones. Si David Lynch tiene fijación con los enanos, Moreno la tiene con las escenas de matrimonios en la cama discutiendo y echándose en cara lo más grande. 

Pepa y Avelino, como no se llamen así en la vida real, menudo disgusto.

- El desfile en lencería y/o ropa de baño. Como los bailarines se mueven tanto y tan rápido, al espectador no le da tiempo a fijarse en los torneados cuerpos del ídem de baile, así que José Luis Moreno deja que la audiencia se deleite a gusto con un desfile. 

En definitiva, ver Noche de fiesta "Alfombra roja palace" es como meterse en el túnel del tiempo y aparecer en 1986. Quién sabe, puede que la semana próxima, en el siguiente programa, veamos las actuaciones de Sabrina, Glenn Medeiros y Juan Tamariz... Mientras tanto, en el siglo XXI, twitter arderá criticando que la televisión pública invierta dinero en un programa tan desfasado como este.

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Estíbaliz Burgaleta

Estíbaliz Burgaleta (Tudela, Navarra, 1976) en otra vida será bailarina de ballet clásico, será grácil como una pluma y tendrá oído musical. Pero en esta vida es guionista, cortometrajista y... Saber más...