5 postres en menos de 5 minutos

5 postres en menos de 5 minutos

Para esos días que tienes invitados inesperados y quieres quedar fetén. O esos momentos en los que pretendes hacerte pasar por la Nigella Lawson ibérica. O, como decían en ese anuncio de bombones, porque un día es un día. Hoy en Glup Glup te contamos cómo improvisar un postre rico, apto para inútiles en la cocina y sobre todo, en un tiempo récord.

 

El mundo no necesita otro cocinillas que haga cupcakes requetemonis y tartas decoradas con fondant. Y más ahora que hay una invasión de programas de gastronomía y da la impresión de que todos tenemos que saber usar la manga pastelera como si nos hubiéramos sacado el Grand Diplôme de la Cordon Bleu. Además, si fueras un cocinero experto ya te habrías dado cuenta: estarías chorreando sudor, llevarías una chaquetilla blanca y sabrías distinguir una cebolla de una escalonia. Pero ese no es el caso. Y ni falta que hace. Porque realmente hacer cosas apañadas en la cocina no es tan difícil como parece. Simplemente hay que contar con una alacena más o menos bien surtida, un horno microondas, un par de cacharros de cocina y muchas ganas de disfrutar con la comida. Vale, y no ser muy exigente. Y, créeme, esos amigos que se han presentado en tu casa sin avisar y que pretenden quedarse a cenar de gorra no van a ser exigentes. Al revés: es gente agradecida, dispuesta a beberse todo tu vino (imprescindible para que sean poco exigentes).

Sólo necesitas un toque de brandy para hacer que todos tus postres pasen por Alta Cocina.

Aún así, puedo asegurarte de que con las recetas que te voy a contar a continuación podrás improvisar un postre resultón aunque tus conocimientos culinarios y reposteros no vayan más allá de usar el azúcar cuando creas que en la receta que estás haciendo no pega usar la sal.

 

LA FALSA TARTA TATÍN.

Una receta con unas instrucciones tan sencillas que no necesitas ni seguirlas. 

La tarta tatín nació como consecuencia de un error, que suele ser el origen de las cosas más fantásticas de la historia. Resulta que a una de las hermanas Tatin se le fue la pinza y se le pasaron las manzanas en el horno. Para arreglar el desaguisado decidieron esconderlas debajo de una capa de masa y así surgió este postre mítico. Sin embargo, por muy desastres que seamos en la cocina y teniendo todas las papeletas para quemar las manzanas (en nuestro caso con la posibilidad de ocultarlas en el cubo de la basura), la Tarta Tatin sigue exigiendo un nivel de trabajo para el que no estamos preparados. Además hay hambre y prisas. Así que os proponemos una versión mucho más básica, pero igual de rica y tirada de fácil.

Ingredientes para 4 personas:

2 manzanas variedad Reineta o similar.

4 galletas Digestive.

½ litro  de nata.

Mantequilla y azúcar moreno.

Canela.

Cómo se prepara:

Pela las manzanas y córtalas en cuadraditos o en láminas muy finas. Calienta una cucharada de mantequilla en una sartén a fuego medio. Saltea la manzana en la mantequilla y cuando empiece a ablandarse, añade azúcar moreno a tu gusto (para eso no hay nada como probar un poco). Deja la manzana en la sartén hasta que empiece a tener el aspecto de una mermelada mal hecha.

Coloca en el fondo de cada plato una galleta Digestive y, sobre ella, una cucharada de esta semi-compota aún caliente. Cubre todo con la nata bien fría. Espolvorea con canela y corre a que te vitoreen.

 

LA TOSTADA FRANCESA.

La Tostada francesa se conoce en Alemania como Arme Ritter (caballeros pobres), en Francia como Pain Perdú (pan perdido) y en mi casa como Pan Paso de todo.

Es una forma muy pija de llamar a las torrijas que todos los años nuestras madres preparan para Semana Santa pero sin usar ese pan especial por el que te clavan un ojo de la cara en las panaderías. Y la excusa perfecta para comerlas en cualquier época del año y sin escuchar de fondo saetas. La única dificultad de esta receta es no pasarte empapando el pan y acabar estropeando un litro de aceite con una pasta informe. 

Ingredientes para 4 personas:

4 rebanadas de pan de molde.

2 huevos.

250 ml de leche entera.

1 cucharada de azúcar.

Aceite para freír.

Azúcar glas y canela.

Esencia de vainilla.

Fruta (también conocida como la coartada que necesitas para defender que tu postre es sano).

Cómo se prepara:

En un bol profundo bate los huevos con la leche y el azúcar. Añade unas gotas de esencia de vainilla (o de limón, si lo prefieres). Mientras tanto, pon aceite a calentar en una sartén a fuego medio-alto. Pasa las rebanadas de pan de molde por la mezcla de leche y huevo, dándole varias vueltas y con rapidez, para que no se empapen demasiado e inmediatamente fríelas en la sartén, dándoles la vuelta para que se doren por ambos lados. Sácalas y déjalas reposar en un plato con papel absorbente. Espolvorea con azúcar glass y canela y acompaña con fruta fresca cortada y con yogur griego.


 

COOKIE EXPRÉS.

Mi teoría es que las calorías que se cocinan a toda mecha son calorías que el cuerpo consume a toda velocidad.

Uno de mis helados favoritos del mercado es de la marca Ben&Jerry´s y está basado en la pasta de galletas. Podría comerme un tarro entero pero mi novio sigue sin dejarme y no tengo ninguna buena excusa. Gracias al blog The Comfort of Cooking descubrí esta receta y cuando tengo morriña de helado me la preparo en un pis pas.

Ingredientes para 1 persona:

1 cucharada de mantequilla.

1 cucharada de azúcar.

1 cucharada de azúcar moreno.

½ cucharadita de esencia de vainilla.

1 pizca de sal.

1 yema de huevo.

2 cucharadas de harina.

1 cucharada de chips de chocolate.

Cómo se prepara:

Pon la mantequilla en un recipiente para microondas y programa entre 30 segundos y un minuto, hasta que se derrita. Con una cuchara mezcla el azúcar, la esencia de vainilla y la sal. Añade la yema de huevo y la harina. Mezcla bien para que no queden grumos. Añade los chips de chocolate. Introduce en el microondas y cocina todo durante 40 segundos aproximadamente. Sirve caliente con una cucharada de helado de vainilla.

 

EL SORBETE “ES UNA PASADA”.

A todos nos pasa, llega el lunes y nos hacemos el firme propósito de que esa semana vamos a ponernos en serio: vamos a comer sano. Entonces vamos a la frutería y todos nos entra por los ojos. En resumen: al final de la semana tienes la nevera repleta de un montón de piezas de fruta que están empezando a pasarse y, a no ser que sean uvas, ninguna tiene pinta de convertirse en vino con el paso del tiempo. Esta opción te permite aprovechar en un pis pas esas fresas, plátanos, sandía o melón que ya no tienen tan buena pinta pero que siguen siendo comestibles.

Con una hojita de menta todo parece mucho más profesional. 

Ingredientes para 4 personas:

½ kg de fruta algo pasadita (fresas, sandía, melón, zumo de naranjas).

2 cucharadas de miel.

El zumo de un limón.

Menta o hierbabuena para decorar.

Cómo se prepara:

Pela la fruta y parte en trozos. Introduce en bolsas de congelación y congela. Diez minutos antes de servir el postre saca la fruta e introduce en un bol junto con la miel y el zumo de limón. Tritura bien con la batidora.


 

EL CRUMBLE RELÁMPAGO DE MANZANA.

Deja a tu madre sin habla sirviendo este postre. Pensará que vives como un ser humano de verdad.

No es ningún secreto que soy fan de todos los productos de la marca Lekue, incluidos los Minutes Cakes (unos recipientes individuales para hacer postres en el microondas) para los que está diseñado este Apple Crumble. Esta receta es la solución perfecta para improvisar un postre si tienes antojo de dulce pero también antojo de tirarte en el sofá y la indecisión te está matando.

Ingredientes para 4 personas:

3 manzanas de la variedad Reineta o parecida.

40 gramos de azúcar.

8 galletas (yo uso Digestive de avena en vez de galletas María).

80 gramos de mantequilla (yo uso la mitad y queda bien).

Cómo se prepara:

Pela y corta las manzanas en dados pequeños y reparte en los moldes para microondas individuales. Añade dos cucharaditas de azúcar en cada molde. Mete las galletas en una bolsa de plástico, cierra y descarga toda tu furia sobre ellas con la ayuda de un rodillo. El resultado son unas migas finas que mezclarás con la mantequilla. Cubre las manzanas de cada molde con esas migas. Introduce cada molde por separado en el microondas, programa a máxima potencia y cocina durante 2 minutos. Sirve con helado de vainilla.


También se puede hacer una versión light de este postre sustituyendo el azúcar por stevia, las galletas de avena por galletas integrales y usando una aceitera en spray. Como imaginaréis no está tan bueno… ni de lejos. Pero es resultón.




 

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Rebeca Rus

Rebeca Rus (Madrid, 1974) es creativa publicitaria, escritora, columnista y responsable de la sección de cocina de la Revista Cuore. Es la autora de los libros "Sabrina:1-El Mundo:0", "Sabrina... Saber más...