Interstellar: Viaje complicado

Miércoles, 12 de Noviembre del 2014     |    Por Javi DC

Interstellar: Viaje complicado

Chris Nolan nos lleva esta vez más allá de lo que mucha gente es capaz de soportar: pensar en el cine. Interstellar pone encima de la mesa una perfección técnica que Nolan lleva ensayando muchos años, así como una narrativa que puede llevar a odiar o amar esta película. Nosotros os damos nuestra humilde opinión

Disfrutar en el cine. Eso es lo que todos los que nos podemos permitir pagar una entrada , queremos. Y en los tiempos que corren es difícil ya que la calidad de las películas no pasa por su mejor momento. Pero a medida que se acerca el invierno empiezan a llegar a las pantallas todas esas pelis que llevamos todo el año esperando. Y esta vez llegó una de las más esperadas: Interstellar.

La nueva película del director Chris Nolan nos cuenta la historia de un ex-piloto de la NASA, ahora dedicado a granjero forzosamente debido a la crisis alimentaria que experimenta la sociedad. Una sociedad en la que sobran ingenieros y se necesitan agricultores. La situación es crítica y el planeta tierra no da para más, por lo que un grupo de científicos decide poner rumbo hacia lo desconocido en busca de un nuevo planeta donde la humanidad pueda comenzar de cero.

¡OJO! A PARTIR DE AQUÍ, TODO SON SPOILERS. SI AÚN NO HAS VISTO LA PELÍCULA Y LO VAS HACER, NO SIGAS LEYENDO. NO VEAS TRAILERS Y NO INVESTIGUES MÁS. VE A VERLA. LA EXPERIENCIA SERÁ MEJOR.

A simple vista de sinopsis, nos podríamos hacer una idea de los acontecimientos que van a ocurrir en la película. Pero no. Sobre todo si el guión está firmado por el propio Chris Nolan y su hermano Jonathan Nolan, responsables de guiones tan cojonudos como los de Memento, El Truco Final u Origen. Con ellos al mando el guión esta más alto. Mucho más. Nolan lleva años demostrando que está entre los dos mejores directores a la hora de manejar películas complejas de gran presupuesto junto con David Fincher. Y esta vez lo vuelve a demostrar. 

Breaking news: Jonathan Nolan será el encargado de adaptar la saga La Fundación de Isaac Asimov a la TV

Estamos ante una película de CIENCIA-FICCIÓN. Que a nadie se le olvide. Es decir, habrá momentos en que el argumento se apoye en la ciencia para desarrollarse y en otros la ficción tomará en mando para dar el toque personal. Y es lo que nos encontramos en este caso. Porque, para el que no se acuerde, hay un abismo gigante entre el cine de ciencia-ficción que hacían Kubrick, Spielberg y ahora Nolan, y el que nos tenemos que tragar en forma de Transformers, Pacific Rims o apocalipsis de todo tipo, que en la mayoría de los casos suelen ser excrementos de gran tamaño. No son el mismo tipo de cine, y no se pueden comparar como tal.

Interstellar plantea las cosas desde otro punto de vista, el de tomar el control de los personajes para que cabalguen la historia por nosotros, enfrentando a los sentimientos de un padre que deja a sus hijos en casa para salvar el planeta con la lógica más pura de la ciencia. El propio Nolan decía en una entrevista que no podría haber hecho esta película sin haber sido padre. Mientras que Matthew McConaughey, en una sala contigua, contaba que Nolan no le habría dado el papel si no tuviera hijos. Pero ¿por qué es tan importante este dato? Pues simplemente porque el actor americano está PERFECTO en su interpretación. Él y su personaje son uno. Y su carisma es demasiado potente como para que el espectador lo abandone en algún momento durante las casi 3 horas de película. ¿Se hubiese metido en el papel tanto de no ser padre? Según sus propias palabras: NO. Y yo me fio de él.

El resto del casting es excelente. Más bien, y en palabras del propio y "humilde" Matthew McConaughey, estamos ante la representación de la mejor generación de actores en muchos años. Anne Hathaway y Jessica Chastain son de otra pasta. Son oro puro para el cine. Y Michael Caine es esa joya a la que Nolan nos tiene acostumbrado en sus películas. Ójala siga muchos años. Y una mención para Casey Affleck, que en lo poco que sale está genial. Como siempre.

A nivel técnico no me queda más remedio que ponerla un 10. No hay parte, escenario, fondo, plano, secuencia, travelling o movimiento que no te deje hipnotizado mirando la pantalla. Su narración es fluida, ayudada por una banda sonora que es para quitarse el sombrero. Esta vez Nolan ha contado con un director de fotografía diferente al que ya nos tenía acostumbrado en la genial saga de Batman. Y el cambio ha sido incluso a mejor. El sueco Hoyte van Hoytema ha demostrado, como ya hizo en HER o El Topo, como poner la piel de gallina con un solo plano.

El argumento es el gran problema de la película. Si eres de esas personas que van al cine a pasar un buen rato, dejar la mente en blanco y ver fuegos artificales, esta película te gustará pero no te enamorará. Pero si vas al cine buscando una experiencia diferente, algo que te haga estar inquieto en la butaca, que cuando salgas del cine te tires un par de horas dándole vueltas a las cosas, Interstellar te gustará mucho. La gente que conoce el cine de Nolan sabrá que nunca le gustó ponérselo fácil al espectador, y aun así todos y cada una de sus trabajos hasta la fecha son considerados grandes películas. No todo en el cine merece ser contado con exactitud, ni todo merece ser prostituido con explosiones, momentos épicos, frases "Casablanca" y muertes obligadas. Hay veces que simplemente el amor de un padre hacia su hija le puede dar sentido a todo. Ese es el trasfondo de la película. Un mensaje demasiado New Age para mi gusto, pero totalmente necesario para unir la complejidad de la ciencia con la simplicidad de las relaciones .

Está claro que no es una película perfecta. Pero su complejidad y valentía a la hora de contar esa historia en esos términos la hace brillante. Los datos científicos han sido en todo momento supervisados por Kip Thorne, físico teórico estadounidense de talla mundial, conocido por sus numerosas contribuciones en el campo de la física gravitacional y la astrofísica, viejo amigo y colega de Stephen Hawking y Carl Sagan, y uno de los mayores expertos mundiales en las aplicaciones a la astrofísica de la Teoría de la Relatividad General de Einstein. Pero que en un momento del rodaje, estuvo de acuerdo en conceder a Nolan cierta "libertad de ideas" para darle a la película el punto humano que la ciencia no tiene. 

Interstellar es una experiencia cargada de sorpresas, emociones y dilemas. Da ese paso que muy pocos directores quiere dar en el cine, el de hacer pensar al espectador más de la cuenta. El de hacerle buscar en su corazón respuestas emocionales que nunca se había planteado. Límites que no todos los espectadores comprenden o quieren comprender, esperando ver explosiones con sonido en el espacio. Solo con echar la vista atrás y ver la cantidad de películas penosas que nos ha tocado sufrir este año en el cine, le damos mucho más valor a esta apuesta arriesgada de Nolan, que ya se la jugó con Origen, y no le salió del todo mal. Por lo menos a mí me hizo disfrutar en el cine, que es lo que yo busco.

Y para todos los que se esperaban que al final todo se resolviera pulsando un botón rojo y con una muerte trágica, poned Telecinco que me parece que están echando Armaggedon.

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Javi DC

Javi Del Campo (Madrid, 1983). Criado entre Steven Spielberg y Los Héroes del Silencio, de alguna manera estaba destinado a caminar sobre esa pequeña linea que separa al mitómano del friki. Amante... Saber más...