Steve Jobs: No es para ti

Steve Jobs: No es para ti
Lunes, 11 de Enero del 2016     |    Por Javi DC

Steve Jobs: No es para ti

De vez en cuando se junta todo un elenco de actores, director, guionistas para realizar un biopic de algún personaje famoso. En este caso le tocó el turno a uno de los fundadores de Apple y personas más influyentes del mundo. Pero no por ello todo esto se traduce en espectadores en el cine. Al contrario. Muchas veces el exceso de formas, repele.

Tras un mercado cinéfilo navideño totalmente saturado de padres que obligan a sus hijos a ir a ver El Despertar de la Fuerza, de películas de animación sin sentido y de estrenos que duran menos de 2 días en cartelera, empiezan a llegar los "caballos" hacia los Oscars. La primera en llegar ha sido un biopic. Como no. ¿Qué sería de los Oscars sin un biopic o cuarenta de ellos? Cuando no va del sufrimiento de un afroamericano en cualquier circunstancia, va de una mujer marginada y luchadora o de un deportista que las pasó canutas para ganar. Pero siempre: BASADA EN UNA HISTORIA REAL. Pero bueno, esta vez han innovado y el protagonista es ni más ni menos que Steve Jobs, el altamente querido y odiado cofundador de Apple. 

Steve Jobs Movie Michael Fassbender

La película narra los momentos entre bambalinas que pasaba Steve Jobs antes de sus puestas en escena a la hora de presentar nuevos productos. Es decir, lo que pasaba antes de lo único que realmente Steve dominaba al 100%: la teatralidad. La película se divide en tres momentos cruciales de su vida en los que sus problemas personales y sus encrucijadas empresariales le hacían tener las revoluciones al 4000% para mantener cierta cordura. En esos momentos siempre estaba acompañado por su mano derecha, Joanna Hoffman, que le trataba de ordenar unos momentos caóticos en los que siempre era visitado por las mismas personas. Personas que no siempre le daban la tranquilidad y estabilidad que necesitaba. Los momentos previos a las presentaciones nos harán viajar durante varios tramos de su vida, y conocer lo que le impulsó a tomar cierto tipo de decisiones tanto en lo personal como en lo profesional. Y hasta aquí puedo leer.

Steve Jobs Movie Michael Fassbender

Como podéis ver, la película huele a plomazo máximo. Básicamente porque es un argumento que prácticamente a nadie le debería interesar o entretener. Pero la magia del cine tiene estas cosas. Y la parte buena de esta peli se sostiene gracias a tres factores fundamentales.

1.- Los actores

Nos volvemos a encontrar con el puerto USB de Hollywood: Michael Fashbender. Esta vez sin hacer un alarde genial de interpretación, como le hemos podido ver en otras películas. Le vemos muy centrado en dar credibilidad a su papel, dejando a un lado el querer parecerse físicamente a Steve Jobs. Es de agradecer que se haya pasado por alto un maquillaje extremo para que fueran clones. No es necesario. No se va a parecer mucho más. Mientras le ves actuar, es inevitable pensar todo el tiempo en Steve Jobs, como si quisieras verle y no pudieras durante la película. Pero en el segundo acto, por fin vemos unas escenas lo suficientemente intensas como para dejar de lado todo lo que nos ronda por la cabeza y sentir de verdad algo dentro. Gran parte del mérito, además de Fashbender, lo tienen Kate Winslet y Jeff Daniels, ambos sobresalientes en sus papeles. Ella dando la réplica a Fashbender en el 99% de la cinta y él manteniendo las escenas más intensas con un caracter rompedor. Quizás se echa en falta una actriz un poco más curtida para el papel de la madre de la hija de Jobs, pero aun así está bien resuelto.

Steve Jobs Movie Michael Fassbender

2.- La dirección

Danny Boyle es uno de esos directores que ha aprendido a contar las historias de una forma en la que prácticamente no pestañeas. Por muy aburrida o mala que sea su película, es capaz de mantenerte alerta. Siempre inventa algún giro visual en su manera de transmitir la historia que te deja encantado de lo que ves, hasta el punto de ver ciertas similitudes a lo largo de su carrera y de sus películas. Si saltamos de Trainspotting a 28 Días Después y aterrizamos en Slumdog Millionaire, nos daremos cuenta que ese brillo personal también está en Steve Jobs. Quizás en algunos tramos ha abusado del plano secuencia y de los tiempos agobiantes que manejaba Jobs, pero en otras escenas ha sabido darle ritmo a lo que no lo tenía.

3.- El guión

Para mí lo mejor que tiene esta película. Alan Sorkin, vuelve a demostrar que está en la élite de los guiones y que no piensa bajarse de ella. Un guión que te maneja como quiere y te va llevando de una escena a otra sin que te des cuenta. La fluidez y verborrea característica de sus trabajos queda patente en las escenas de mayor intensidad emocional, donde Sorkin vuelve a dar las palabras justas para que la peli no descanse. Al estar dividida en tres fases, la película juega con los viajes del guión de una a otra parte. Sin saber en ningún momento hacia donde vas. Otra demostración de Sorkin y su capacidad para contar historias difíciles de narrar, como ya hiciera con La Red Social, trabajo que le hizo ganar un merecido Oscar. Algunos dicen que este ha sido el último trabajo de nivel de un Sorkin que ya empieza a estar quemado. Es cierto que su manera de narrar las historias es tan característica que ya intuyes ciertos giros, pero aun así, a día de hoy, es de los mejores en su trabajo.

Steve Jobs Movie Michael Fassbender

Pero no todo en la película iba a ser bueno. Para nada. La película llega un momento que te colapsa. No sabes hacia donde vas, y eso te desespera un poco. No sabes hasta que punto de la vida de Jobs vas a vivir. No sabes si lo que estás viendo de verdad sirve para algo en la historia global de la peli. Sensaciones de incertidumbre que hacen que el final de la peli sea un poco frío después de haber recibido un chaparrón emocional durante toda la película. 

Evidentemente, no es una película que vayamos a recordar toda la vida. El espectador debe saber en todo momento que esta viendo "horas" en la vida de una persona. Horas de algo muy específico que quizás no le interesa a nadie, pero que contado e interpretado de esta manera, te llega a enganchar por momentos. Se echa un poco en falta algo de la magia escénica una vez que Jobs comenzaba las presentaciones. Pero me imagino que lo interesante era contar lo que no se había contado.

Si vais a verla no esperéis una película épica. No esperéis una película inspiradora. No esperéis encontrar una lección de vida. No esperéis amor, ni odio, ni una tragedia griega. No es de humor, ni es de drama. No esperéis salir maravillados ni enamorados. Solo debéis esperar ver una buena película. Una película que tiene todos los ingredientes para brillar y hacerte pasar un rato intenso. Si vas a verla, y sales del cine igual que entraste, es que no era para ti.

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Javi DC

Javi Del Campo (Madrid, 1983). Criado entre Steven Spielberg y Los Héroes del Silencio, de alguna manera estaba destinado a caminar sobre esa pequeña linea que separa al mitómano del friki. Amante... Saber más...