Dime qué posteas y te diré quién eres

Dime qué posteas y te diré quién eres
Martes, 19 de Enero del 2016     |    Por Paloma Aínsa

Dime qué posteas y te diré quién eres

La fauna que habita Facebook cada vez está más estructurada y jerarquizada. Con una simple publicación ya podemos saber de qué pie cojea cada uno y señalarle con el dedo. Ten cuidado con lo que publicas o acabarás identificado en esta lista.

Recientes estudios de la universidad de Toledo (OJAIO) demuestran que podemos inferir a qué tipo de personalidad pertenecemos a partir de nuestras publicaciones en Facebook. Atrás quedaron las ocho categorías de Jung, la revisión del DSM-V de la American Psychiatric Asociation y los horóscopos del Nuevo Vale. ¡Tiradlos a la basura! Han quedado obsoletos.

Por muy triste y simplista que os parezca, pertenecéis a una (o varias) de estas categorías. Ahora sólo queda saber a cuál:

El documentalista audiovisual.

Es la personalidad más compleja, ya que abarca un sinfín de facetas. Podemos encontrar publicaciones de temáticas muy diversas, desde aspectos laborales (quejarse del jefe o informar de sus logros), gastronómicos (les da miedo que pensemos que no se alimentan bien, así que nos informan de TODO lo que se meten en el buche), deportivos (información detallada sobre sus tiempos y progresos diarios a través de fotos de zapatillas y de pulsómetros), etc. Son muy fáciles de reconocer porque hablan de sí mismos siempre en plural (aunque estén solos) y siempre están haciendo fotografías A TODO. Incluso se han comprado el invento más triste del siglo XXI después de la batamanta: el palo del selfie.

 

Ejemplo de sus publicaciones:

SELFIE EN UNA SALA DE ESPERA PONIENDO MORRITOS. “Aquí estamos, a punto de hacernos una colonoscopia. Deseadme suerte. Después os mando un vídeo que sé que lo estáis esperando”.

Aquí, operando.


El místico.

Suele utilizar Facebook para hacer vídeos con disertaciones muy complejas y profundas. Se reconocen por el exceso de signos de puntuación en sus posts, tales como el abuso de las comas y una prolongación indefinida de los puntos suspensivos (podemos pasar de los tres reglamentarios a cinco o más, incluso se han dado casos de ocho).

 

Ejemplo de sus publicaciones:

FOTO DE UNA ROSA. “……¿Por qué la vida es así?........ Triste, injusta, pecaminosa, prosaica, ramplona, pedestre, insulta, chanflona, inelegante…………….. y lo que es peor….. ¿arbitraria?..........”

 

El falso humilde.

Este tipo de personalidad esconde una faceta narcisista que trata de ser encubierta a toda costa en forma de quejas, pero que raras veces cumplen con su propósito (mayoritariamente, porque los demás no somos tan tontos como ellos creen). No suelen colgar fotos de sí mismos, sino de sus extremidades inferiores, titulaciones universitarias e, incluso, las notas de sus hijos.

 

Ejemplo de sus publicaciones:

FOTO DE UNAS PIERNAS CRUZADAS SOBRE UNA MESA “Aquí estamos de nuevo, en tránsito, preparados para otro vuelo de doce horas rumbo a Dubai. Por lo menos podrían mejorar el café de la sala VIP”.

Un gran clásico es hacer una foto a la puerta de embarque en el ultimo minuto. Aunque vayas a Ciudad real.

 

El meteorólogo.

Es la personalidad más sociable. Les gusta pensar que los demás no sabríamos qué tiempo hace ni en qué día de la semana nos encontramos si ellos no nos informaran. Intentan animarnos día a día con mensajes optimistas. Son fácilmente reconocibles por sus publicaciones de Mr. Wonderful (en casos menos acusados) y, en casos más extremos, de cuerpos macizorros. Tampoco cuelgan fotos de sí mismos, sino de sus extremidades superiores, junto a cafés (los lunes) y a cervezas (los viernes).

 

Ejemplo de sus publicaciones:

FOTO DE UNA MANO SOBRE EL TECLADO DEL ORDENADOR “24 º en Alcorcón, borrascas en el noroeste, viento de poniente y marejada con tendencia a marejadilla. ¡Último de día de curro porque hoy es… VIERNES!!!!!!!”.

 

Los modernos.

Siempre están al día de las últimas tendencias y disponen de poco tiempo libre porque deben actualizar diariamente todas sus cuentas (Instagram, Pinterest, Tumblr, MySpace, Twitter y Facebook). Son creativos, entusiastas y emprendedores. Comparten rasgos de personalidad con los documentalistas, pero se distinguen de ellos en que no resulta fácil comprender sus mensajes, debido, entre otras cosas, al abuso de etiquetas (hastags).

 

Ejemplo de sus publicaciones:

FOTO DE GENTE HACINADA CON UN FILTRO MUY FAVORECEDOR “@PepGimeno @SoundGalaxy #myismine #NOWAY #VAMOSPALLÁ #ESTOMELOGUISOMELOCOMOYO #TARARÍQUETEVI”

#comomolo #postureopremium #quemar


Los publicistas.

Se venden muy bien a sí mismos ya que utilizan las redes básicamente con fines comerciales. Se distinguen de los modernos y de los documentalistas en que todas sus publicaciones se centran exclusivamente en venderte algo y sus montajes están realizados de forma tradicional mediante el programa Paint. Son muy buenos para los negocios.

 

Ejemplo de sus publicaciones:

FOTO DE LA PORTADA DE UN LIBRO CON UNA FLECHA ROJA HECHA CON LA HERRAMIENTA SPRAY RODEANDO EL PRECIO “Recordaros a tod@s que hoy mi novela Furiosa Atracción parte 5 que lleva ocupando el puesto 27 en el ranking desde hace 17,5 semanas (!!!) está a sólo 0,99 € en Amazon. REGALADA, VAMOS!!! Por fin sabréis por quién se decide Brandy Johnson, ¿será Brian Foster o Ethan Monroe????? ”

 

El sádico.

Es la personalidad más oscura, ya que apenas comparten nada personal, así que no se sabe nada de ellos y sueles acabar bloqueando todas sus publicaciones para no llevarte sorpresas desagradables. 
 

Ejemplo de sus publicaciones:

FOTOS Y VÍDEOS DE DESPELLEJAMIENTO DE MARTAS, BOMBARDEOS EN SIRIA, PERSONAS CON TUMORES Y/O PROGERIA Y ACCIDENTES DE TRÁFICO.

 

El adoctrinador.

Le interesa básicamente la política y todo lo relacionado con cambiar el mundo (a su manera, claro). Te invita a firmas en Change.org y se queja constantemente de la corrupción, de los fachas y de la situación actual de nuestro país. Se parece al meteorólogo porque tiende a pensar que los demás no estamos informados y que es su deber hacerlo. Parecen tolerantes, pero si les llevas la contraria sacan su peor lado agresivo e intransigente.

 

Ejemplo de sus publicaciones:

FOTO DE LA PORTADA DE UN PERIÓDICO “Mi voto tendrá un fuerte componente por la defensa social y por supuesto por la defensa de aquellos que no tienen voz. He dicho. ¡¡INICIEMOS LA REVOLUCIÓN!!”

 

El complaciente.

Tampoco se sabe mucho acerca de él, excepto que todo le parece bien. Nunca cuelga ninguna publicación, pero sabes que está ahí porque su “me gusta” nunca te falla.

 

Ejemplo de sus NO publicaciones:

POST DE UN MÍSTICO “…………..Pues aquí estoy…… al borde del colapso emocional y mental……… ¿Tiene la vida sentido o no?............ Creo que voy a dejar de luchar y acabar con esto……. DE UNA VEZ”

(Me gusta)

 

El inconformista.

Todo le parece mal. Hagas lo que hagas, digas lo que digas, pienses lo que pienses. No importa. Su sentido del humor sarcástico y, por qué no decirlo, cruel, acabará desestabilizando tu psique. Te hará sentirte mal por comprarte un palo del selfie, por colgar una foto de una ecografía, porque todo te gusta, porque no cuelgas nada, porque considera tus publicaciones spams, porque no vota a la misma gente que tú, porque prefiere Mr. Awful a Mr. Wonderful, porque sabe en qué día de la semana vivimos, porque no soporta las fotos de cervezas ni de croquetas.

 

Ejemplo de sus publicaciones:

NO SUELEN COLGAR FOTOS “Al próximo que me añada a un grupo sin permiso, lo elimino. ¡Avisados quedáis!”

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Paloma Aínsa

Paloma Aínsa (Gandía, 1974) se licenció en Psicología en la Universidad de Valencia y trabajó durante 5 años en prevención de drogodependencias. El equipo al que perteneció fue premiado en varias... Saber más...