Adán y Eva y Nalgas y Viceversa

Jueves, 23 de Octubre del 2014     |    Por Javi DC

Adán y Eva y Nalgas y Viceversa

Un nuevo "dating-show" llega a las pantallas de Cuatro pisando fuerte. Adán y Eva nos enseña como diferentes parejas buscan el amor en una isla desierta totalmente desnudos. ¿Es esto lo más sorprendete del programa? Os aseguramos que no

Desde hace unas semanas se venía anunciando un nuevo programa en Cuatro que, si bien ya conocíamos de que iba a tratar, no nos esperábamos para nada que resultara tan absurdo y divertido casi a partes iguales.

Para los que a estas alturas no hayan visto ni una sola imagen del programa, Adán y Eva es un "dating-show" en el cual un hombre y una mujer, que no se conocen de nada, acuden a una pequeña isla desierta de Croacia en busca del amor verdadero. Para ello deberán conocer a otro concursante del sexo contrario (de momento) en una serie de citas y actividades relámpago, ya que su estancia en la isla es de pocos días. Para añadir más leña al fuego, al poco de conocerse la primera pareja llegarán a la isla otro hombre y otra mujer, o solo uno, con el fin de intentar sembrar dudas entre los participantes y que haya jaleo en general.

Hasta aquí todo sería un coñazo sino fuera por dos cosas: que los concursantes van en pelota picada y que además tienen menos luces que una patera

Solo nos ha hecho falta ver el primer programa para darnos cuenta de que Cuatro va a saco con el tema del desnudo. La productora tomó la decisión de emitirlo sin censura y que a los concursantes se les viera todo, sin tapujos, ni zonas pixeladas, ni tomates, ni nada de nada. Todo al aire. Así que si sois pudorosos podéis pasarlo un poco mal viéndolo porque os vais a hartar ver mingas al sol y felpudos a la sombra. Tetas y culos, que no siempre son agradables a la vista y que curiosamente pasan a estar en un segundo plano cuando descubres que lo más chungo del programa es el nivel intelectual de los concursantes.

Personalmente opino que hay que estar un poco regular de la cabeza para recurrir a un dating-show para encontrar el amor verdadero, pero si encima accedes a ir en bolas es porque ya no te quieren ni vestido, que ya es grave.

Ese tatuaje de moda en todas las discotecas rumanas

Y en el primer programa esta teoría quedó demostrada con creces. Cuatro concursantes, a cual más estrafalario, fueron llegando a la isla para jugar sus cartas. Dos hombres y dos mujeres, salidos de algún sitio muy profundo, se enfrentaron en una batalla por conquistarse los unos a los otros sin pies ni cabeza. Pero el camino al amor nos fue descubriendo un programa más de humor que de amor, porque era imposible verlo sin partirte el culo ante las situaciones ridículas y absurdas que los concursantes nos brindaban, provocadas principalmente por sus escasas luces en todos los sentidos.

Si el programa exigiera que los concursantes no hablaran, aún se habrían salvado, pero no. Fue abrir la boca y uno por uno fueron cayendo al saco de la mofa y la vergüenza ajena. No se salvó ninguno de los cuatro y gracias a sus niveles de incultura, chonismo y catetismo, pudimos dejar a un lado la innecesaria sensación de que cuando menos te lo esperas vas a ver unos huevos en primer plano, y nos echamos unas risas. Algunos dirán que no está bien reírse de las carencias intelectuales de la gente, pero una vez que vas a la tele a exponerlas y además EN BOLAS, corres el riesgo de que toda España te señale por la calle.

Os voy a poner solo dos vídeos por cortesía de la web de Cuatro, y luego el que quiera que lo vea entero, porque si lo pongo entero, el "vergüenzajenometro" de la web podría estallar.

Entre los "Fascículos" de la Biblia y la "Alambrada" de Granada puede que se haya cometido algún delito. Y lo más sorprendente es que el concursante, ante tal muestra de conocimientos culturales, ya sueña con que ella le enseñe museos. Me imagino que se los enseñará por fuera y desde la acera de enfrente.

Seguramente más de uno de vosotros al verlo haya tenido ganas de tirarse por la terraza abrazado a una enciclopedia, pero tranquilos que queda otro vídeo.

Un vídeo sin desperdicio. Una oda al mundo del conocimiento y del arte. Si tengo que elegir lo mejor de este vídeo, a pesar de que el momento "Manzanares" es muy bello, sin duda me quedo con este diálogo:

- "Yo no leo libros pero me gusta mucho el arte e ir a museos. ¿A ti te gusta?”
- “Yo de arte sé poco, pero sí leo libros de Dan Brown donde cuenta cosas de Da Vinci y eso”.

IMPECABLE.

 

En fin amigos, telebasura o no, hay que reconocer que mientras existan personas capaces de ir a la tv y hacer el ridículo de esta forma, podremos pasar un rato divertido hasta que quemen el formato. O la isla con ellos dentro. Seguiremos informando.

 

Nota: Si alguno de vosotros está pensando en ir a la isla en busca del amor, ya que no os llevais ropa, por lo menos llevaros un libro.

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Javi DC

Javi Del Campo (Madrid, 1983). Criado entre Steven Spielberg y Los Héroes del Silencio, de alguna manera estaba destinado a caminar sobre esa pequeña linea que separa al mitómano del friki. Amante... Saber más...