Hemos probado... Noviembre'14

Martes, 25 de Noviembre del 2014     |    Por Rebeca Rus

Hemos probado... Noviembre'14

Cada mes probamos lo último en productos de belleza y los sometemos a nuestro particular control de calidad, que no se parece a ninguno de los que hacen en las revistas pero nos parece mucho más práctico.

 

El producto: El perfilador de ojos They´re Real Push Up Liner de Benefit.

El lugar: En cualquier Sephora de nuestro país.

Precio: 26€.

La prueba: Picar medio kilo de cebollas y ver si el producto es tan waterproof como dicen. Y ya de paso comprobar si una inútil total como Rebeca Rus puede hacerse la raya del ojo sin que le salga torcida.

Eyeliner y cocina, una combinación que te lleva al lado oscuro. Concretamente el de los manchurrones.

La experiencia:

Siempre he admirado hasta la devoción a las mujeres que son capaces de pintarse la raya del ojo recta, como si se la hubieran hecho con un tiralíneas. Personalmente tengo un problema de Parkinson galopante y cada vez que lo intento sólo consigo hacerme un manchurrón en el párpado, dejarme un hueco vacío tan grande entre las pestañas y lo que se supone que es una línea de eyeliner que se podría alquilar como espacio publicitario o, en el peor de los casos, dibujarme el tramo de la carretera de los Pantanos, con todas sus curvas y cambios de rasante. En definitiva, soy una torpe total. Si a eso le añadimos que soy una apasionada de la cocina y que me paso el día entre fogones, vapores de horno, frituras, etc., os imaginaréis por qué ya me había rendido a poder llevar los ojos pintados. Siempre acababa pareciéndome a un miembro descarriado de los Kiss.

Por eso cuando en Glup Glup me propusieron probar el nuevo eyeliner de Benefit di un bufido de incredulidad y me preparé para ponerle la primera nota negativa a una de mis marcas favoritas.

Salga lo que salga de esta prueba, en Glup Glup somos fans a muerte de Benefit porque su publicidad es tremebunda y estupenda.

Si visitáis la página web de Benefit y leéis lo que cuentan allí sobre este perfilador de ojos podríais llegar a pensar que podéis prescindir de vuestras manos (y la torpeza que las acompaña) porque con el nuevo sistema que han inventado es como si la línea se dibujara ella solita. Como soy publicitaria de profesión y sé que los seres que nos dedicamos a esto solemos exagerar un poquitín (un pelín, una pizca, algo así como un poquitillo), me tomé la libertad de dudarlo. Pero me lo leí para poder contarlo aquí todo muy bien. Ahí va: They´re Real Push-Up liner de Benefit es un delineador de fórmula gel con un aplicador en diagonal incorporado realmente innovador. Tan innovador es el diseño de su punta que hasta le han puesto un nombre, AccuFlex™. Se supone que como es biselada, firme y totalmente plana puede acercarse más al borde de las pestañas. Además, su sistema de dosificación consigue que nunca uses más cantidad que la realmente necesaria. Además, el gel no es tan cremoso como los tradicionales, lo que permite que se pegue mejor y no termine yéndose por los Cerros de Úbeda. Y lo más importante, prometen que su fórmula es waterproof de larga duración, de las que aguantan todo el día o, como opción, lo suficiente para que puedas ver El diario de Noa enterita sin que acabes pareciendo un oso panda. ¿Sería verdad? ¿Estarían exagerando tanto como exagera mi madre?

Muchos años de investigación se merecen, como mínimo, un gráfico que lo explique todo bien clarito. 

Por el bien de esta revista decidí someterlo a una doble prueba:

1)¿sería capaz de compensar mi conocida incapacidad para hacerme la raya del ojo?

2) ¿aguantaría una sesión de una de mis actividades más frecuentes, pelar cebollas, sin desmoronarse?

 

Resultado:

Dar con la cantidad adecuada de producto con el They´re Real Push Up Liner es bastante fácil incluso para dummies en plena cogorza. Sólo tienes que girar un par de veces una ruedecita que hay en la base para que salga el suficiente gel para pintarte la línea de un ojo. Siguiendo las indicaciones de Benefit, posé el puntero angular encima de mis pestañas y fui trazando una línea, bastante más despacio de lo que se supone que se debería según explican ellos, pero no quería poner de moda las rayas en el ojo estilo zig-zag. El resultado sin parecerse ni medias al que sale en las fotos del envase o en su publicidad fue bastante óptimo... tratándose de mí, claro. Puedo asegurar que es la primera vez en mi vida que consigo hacer algo parecido a una línea recta cerca de las pestañas.

Lo había probado todo: con pincel, con lápiz, con gel, con calcomanías y hasta escayolándome el brazo para que se quedara bien tieso y la raya me saliera recta. 

Respecto a la prueba de duración waterproof: tras media hora picando cebollas sin la habilidad de Jamie Oliver y llorando como una magdalena conseguí no sólo no cortarme un dedo sino mantener todo el maquillaje impoluto. Cuando salí a la calle a dar un paseo nadie se pensó que me había dado un golpe en el ojo. Un viejo me dijo algo ininteligible. Puede que mañana intenté hacerme un rabillo estilo sixties. Puede que no, puede que no quiera tirar por la borda el subidón de autoestima que tengo ahora mismo. Ya veré.

Las posibilidades de que la cague o de que me haga un churro en el ojo son infinitas, como veréis.

 

Evaluación final:

Un 7 en comparación con la media de sobresaliente que le suelo poner a los productos de esta marca. Me parece bastante caro para el tipo de producto que es (la máscara They´re Real de Benefit también me lo parece, aunque reconozco que es de las mejorcitas que he probado), pero puede que el precio compense un poco si eres una inútil total como yo o más moñas que Sissi en El Tirol. La otra pega que le veo a este producto es que necesité una lija del catorce para quitármelo por la noche. Es tan duradero que parece un tatuaje lo que, la verdad sea dicha, da un poquitín de “miedito” cuando ves que tu limpiador de ojos habitual no lo saca ni a tiros.

 

Más información de la marca en www.benefitcosmetics.com



 

Enviar por WhatsApp

Este artículo lo ha escrito...

Rebeca Rus

Rebeca Rus (Madrid, 1974) es creativa publicitaria, escritora, columnista y responsable de la sección de cocina de la Revista Cuore. Es la autora de los libros "Sabrina:1-El Mundo:0", "Sabrina... Saber más...